Una puerta abierta a nueve kilómetros de tradición

Jesús Bordás y Luis Bordales, junto a la puerta de la ruta. / NEL ACEBAL

El concejo de Ribadedeva estrenará su primera ruta temática sobre la cultura de Asturias en septiembre | El inicio lo marcará un tablón de castaño y pino tallado a mano por el artesano

LAURA CASTRO COLOMBRES.

Un recorrido por los paisajes del concejo de Ribadedeva marcado por evocaciones de la cultura costumbrista de Asturias. Esta es la finalidad de 'La ruta de las tradiciones', con nueve kilómetros de senda y una dificultad media, que estará disponible para todos los públicos a partir de septiembre.

«Necesitábamos un elemento representativo que invitara a iniciar el paseo y pensé que no hay nada que anime más a entrar que una puerta», explicó ayer durante la presentación de la ruta el artesano Luis Bordales. Este ribadedense afincado en Peñamellera Baja comenzó a trabajar sobre un tablón de castaño y pino en noviembre y sobre él talló tres escenas de la tradición de la región y del propio recorrido al que convida. La primera imagen es de la bolera de Noriega, donde comienza la ruta, la segunda recoge la faena de las lavanderas y la tercera una estampa personalizada del mercado de Bau.

«Para hacer las composiciones utilicé fotografías antiguas y otras más recientes», reconoce Bordales, quien comenzó a aficionarse a la talla tras su prejubilación, en el año 2004. También recurrió a la creatividad combinando escenas y elementos de diferentes localidades. «En la imagen de las lavanderas utilicé de fondo unas casas de Boquerizo», confesó. En total, a lo largo de estos siete meses de duro trabajo, dedicó a la puerta de 'La Ruta de las Tradiciones' una media de 6 horas diarias, aunque reconoció que en ocasiones las noches se le hicieron largas.

El recorrido, circular, arrancará en la bolera de Noriega y llegará hasta el Cuera

«Es una composición preciosa que reúne las características que necesitábamos para presentar una senda temática de estas características», afirmó Jesús Bordás, alcalde de Ribadedeva. El portón se unirá a unos herrajes y se protegerá con un cristal que permita dejarlo entreabierto, pero seguro. «Es el emblema de la ruta y una invitación directa para el público. Por eso, se situará junto a la bolera de Noriega que marca el inicio del recorrido», explicó Bordás.

El paseo continúa por los barrios de Miravilla, Piñera, Raos -donde se celebraban los concejos al aire libre en la época medieval- y Villanueva. Es en este punto donde comienza la pendiente más costosa por lo que el Consistorio de Colombres añadirá varias vías fijas de retorno para aquellos que no se vean con ánimo de comenzar la subida hacia las primeras estribaciones del Cuera. El recorrido es circular y baja de la zona montañosa por el barrio de Liguariza para regresar a Noriega. Toda la senda estará acompañada de catorce paneles y elementos representativos dedicados a la noche de San Juan, la vaca y la vara de encina, la matanza, etc. Además de la puerta tallada, habrá otros objetos de madera como una panoja «de gran tamaño» o unas madreñas.

«Queremos que sea una especie de museo abierto y animaremos a los artesanos a incorporar nuevos elementos que consideren que pueden encajar en la temática», explicó Bordás, quien espera que la ruta sea «un nuevo foco de atracción turística para el concejo».

Fotos

Vídeos