El puerto de Lastres se integrará en el Camino de Santiago marítimo

Vista de las embarcaciones de recreo y los barcos pesqueros amarrados en el puerto de Lastres, con el pueblo al fondo . / JUAN LLACA
Vista de las embarcaciones de recreo y los barcos pesqueros amarrados en el puerto de Lastres, con el pueblo al fondo . / JUAN LLACA

El Ayuntamiento busca fondos para la reforma previa a la adhesión a esta ruta, con la que prevé atraer a turistas de «alto poder adquisitivo»

GLORIA POMARADA LASTRES.

Los peregrinos llegarán próximamente a Lastres y lo harán por mar. Esa es la idea en la que trabaja el Ayuntamiento de Colunga, que planea adherir el puerto llastrín a la ruta marítima del Camino de Santiago. Por el momento, el equipo de gobierno ha mantenido una serie de encuentros con un grupo de carácter europeo en el que están integrados territorios del Arco Atlántico, del que forman parte una treintena de regiones españolas, portuguesas, francesas, británicas e irlandesas.

«El número de turistas náuticos es importante y los estamos dejando pasar de largo», destaca la edil de Turismo, Sandra Cuesta. Hasta la fecha, añade, Lastres «aparece en las cartas pero no en los itinerarios» de los navegantes. Y el objetivo del Camino de Santiago marítimo es precisamente «buscar pueblinos con encanto». En el Ayuntamiento lo tienen claro: Lastres reúne todos los requisitos. «Tienes el pueblo al lado del puerto, lo que es un plus; cumple con las expectativas de la gente que venga haciendo el Camino de Santiago por mar», sostiene Cuesta.

Desde Cantabria, el primer puerto integrado en la ruta jacobea es el de Gijón, «a doce horas y muchas millas náuticas», cuenta. El perfil del navegante que se embarca en este tipo de ruta «es de gente mayor, que no puede hacer tantas millas náuticas». Es, además, un turista «con un alto poder adquisitivo», recuerda.

El pasado año, y a pesar de «tener un pantalán muy pequeño», el puerto registró «más de 200 embarcaciones en tránsito, es una pena que no puedan quedarse por no contar con las infraestructuras adecuadas», lamenta Cuesta. Precisamente, el acondicionamiento de las instalaciones es el requisito previo a la integración en la ruta jacobea marítima. Las actuaciones necesarias pasan por dotar al puerto de una serie de servicios y en ello trabaja actualmente el Consistorio. Esas reformas, explica la edil de Turismo, van desde disponer de un baño a una ducha.

Una opción que barajan para esas nuevas instalaciones es la reutilización de elementos del barco pesquero 'Brisas', depositado desde hace diecisiete años en el puerto. «Estamos esperando un informe que ratifique si se puede desguazar», explica. La intención es «conservar algunos elementos náuticos, como la hélice o el puente, para reutilizarlos y que no se pierdan», apunta Cuesta. Una vez superado ese trámite deberán contar con la autorización de Puertos, pues la nueva instalación de servicios se ubica en sus terrenos.

La búsqueda de financiación para realizar el proyecto es la otra vía en la que avanza el proceso. Para ello, el Ayuntamiento prevé solicitar fondos europeos, bien de Pesca o del programa Leader, «para encajar el proyecto». Un coste añadido es el de la cuota de pertenencia al Camino Santiago marítimo. «Tenemos que ver las condiciones, porque deben ser los propios clubes náuticos quienes se adhieran y no los ayuntamientos», explica. Respecto a las cuantías de atraque, la responsable de Turismo en el Ayuntamiento de Colunga explica que la ruta jacobea supone la integración en «una especie de bolsa común» por la cual los puertos receptores de las embarcaciones facturan a los de origen.

«Se trata de facilitar el turismo marítimo, que hasta ahora no se está aprovechando», resume Cuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos