Purón celebró el fin de semana las fiestas de San Miguel

Los gaiteros, y detrás el ramo, el sábado en las fiestas de Purón. / G. F.

GUILLERMO FERNÁNDEZ LLANES.

Al pie de la sierra del Cuera y con la niebla sobre los tejados del compacto caserío, la localidad llanisca de Purón celebraba el sábado su fiesta en honor a San Miguel. Los vecinos habían plantado dos hogueras en la bolera en la jornada de víspera y participado más tarde en una verbena, muy concurrida a pesar de la persistente lluvia. El sábado se despertaban a los acordes de un animado pasacalles ofrecido por la banda de gaitas Picos de Europa DOP-Cabrales, formada por nueve gaiteros y cinco percusionistas, bajo la batuta de Héctor Braga.

A mediodía, más de medio centenar de mozas ataviadas de llaniscas fueron llegando a cuentagotas a la plaza del pueblo y formando un círculo ofrecieron los cantares previos a la salida del ramo. La pirámide de pan artesanal, con un cerquillo artísticamente decorado por la lugareña Carmina Pérez y a hombros de Antoni Gómez, Roberto Cue, Iván Asenjo y Bruno Fernández, se ponía en marcha hacia la iglesia.

De la comitiva formaban parte la banda de gaitas, las mozas ataviadas de llanisca, el ramo, varios porruanos y tres decenas de lugareños y visitantes. La misa asturiana de gaita, oficiada por el sacerdote José María Llada, fue cantada por Héctor Braga y Cecilio Iglesias, acompañado el primero por la zanfona.

Al finalizar la eucaristía tuvo lugar una animada subasta de los panes del ramo, para finalizar la fiesta matinal con una concurrida sesión vermú. Al llegar la noche se celebró una nueva verbena amenizada por dos orquestas.

Fotos

Vídeos