El rastreo de Emilio Peláez se extiende a La Malateria tras siete días de búsqueda

Los grupos de búsqueda se organizan. /  JUAN LLACA
Los grupos de búsqueda se organizan. / JUAN LLACA

Se cumple una semana de la desaparición del hombre de 85 años que el pasado sábado salió de su casa de El Allende, en el concejo de Llanes, para cebar unas gallinas

L. RAMOS LLANES.

Una semana ya sin noticias de Emilio Peláez, el vecino de 85 años que el pasado sábado por la tarde desaparecía de su domicilio de El Allende, en el concejo de Llanes, tras salir a cebar sus gallinas. A primera hora de la mañana de ayer se reanudaba el dispositivo de búsqueda coordinador por Bomberos del Servicio de Emergencias del Principado de Asturias. Por primera vez, en este rastreo no participaron efectivos del grupo de Protección Civil de Llanes, al no ser requeridos, aunque sí volvieron a hacerlo agentes de la Guardia Civil y varios vecinos de la zona. En días pasados se llegaron a superar las ochenta personas en las labores de búsqueda.

Como viene siendo habitual desde el inicio de las operaciones, ayer se establecieron tres equipos mixtos para que «las personas que se presentan voluntariamente a participar en el rastreo estén siempre acompañados por, al menos, un profesional», según señalaban desde el Servicio de Emergencias asturiano.

Asimismo, los coordinadores del dispositivo decidieron ampliar los sectores de búsqueda de los trece que había hasta el momento hasta los catorce, incluyendo la zona de La Malatería. En las jornadas pasadas la búsqueda se centró, además, en el río Bedón y su entorno. El jueves, incluso, los efectivos de Bomberos revisaron todo el cauce del río, desde Puente Nuevo hasta la misma playa de San Antolín, a bordo de una lancha neumática, aunque sin resultados. Asimismo, durante varios días otro equipo se sumó al rastreo a bordo del helicóptero medicalizado del organismo autónomo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos