Reivindican la propiedad del palacio de La Cortina

G. F. B.

La localidad de Vidiago celebró el pasado 22 de agosto su fiesta de la Sacramental y en la procesión posterior a la misa la comitiva se detuvo en un altar instalado en el palacio de La Cortina. En relación a ese inmueble, Álvaro Suárez-Güanes Ybáñez quiso reivindicar ayer que «el edificio y la finca que lo circunda son propiedad mía y de mi hermano Lorenzo».

Álvaro Suárez-Güanes, hermano del anterior conde del Valle de Pendueles, José Luis Suárez-Güanes, fallecido el pasado mes de mayo, y de la actual condesa, María Teresa, precisó que fueron «mi familia y la de mi hermano las que recibimos al Santísimo al ser los anfitriones de la procesión». La parada del cortejo en el palacio de La Cortina es una costumbre centenaria en la fiesta de la Sacramental, en cuya procesión salen una decena de estandartes, y los propietarios de la finca se mostraron partidarios de «seguir manteniendo la tradición en el futuro».

Fotos

Vídeos