El repique de campanas de Moru llama al patrimonio inmaterial

Público ante la iglesia de Moru durante el repique de campanas. / E. C.
Público ante la iglesia de Moru durante el repique de campanas. / E. C.

G. P. RIBADESELLA.

La iglesia de San Salvador de Moru, en la parroquia riosellana de Nocéu, dobló ayer sus campanas para hacer del repique patrimonio inmaterial de la humanidad. La localidad se sumó así a un toque simultáneo en el que participaron iglesias de España, Holanda, Francia e Italia en un llamamiento a la UNESCO, agencia que debe conceder el distintivo a esta práctica manual. En el caso de la parroquia riosellana fue el 'campaneru' oficial, José Antonio Martínez Somoano, de 89 años, el encargado de hacer sonar la demanda desde la espadaña ante las más de 120 personas que acudieron a la cita. Hoy mismo, la Asociación Cultural Iglesia de Moru remitirá la documentación para oficializar su adhesión a la solicitud. La actividad se incluirá también en otro dossier en el que trabaja la entidad, el de la candidatura a Pueblo Ejemplar. «Nuestro objetivo es acabar la rehabilitación de la pintura mural de la iglesia, en riesgo de caer, y que la gente coja la responsabilidad de proteger lo suyo. Es importante llamar la atención sobre el patrimonio de Asturias», valoró la presidente Ana Fernández.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos