Más de 300 reses en el Concurso de Arriondas

Miguel Ángel Peláez del Hoyo, con 'Guindu XIV', el toro ganador de la raza asturiana de la montaña. / J. LL.
Miguel Ángel Peláez del Hoyo, con 'Guindu XIV', el toro ganador de la raza asturiana de la montaña. / J. LL.

La exposición acogía a vacas y toros de las razas parda alpina, frisona, asturiana de la montaña y de valles | El certamen, organizado por el Ayuntamiento de Parres, que destinó 15.000 euros para premios, se viene celebrando desde 1943

GUILLERMO FERNÁNDEZ ARRIONDAS.

Con el mercurio del termómetro por encima de los 30 grados y gran afluencia de público, la finca de La Noceda, en Arriondas, acogía en la mañana de ayer el LXXIV Concurso-Exposición de Ganados del Oriente de Asturias, el segundo certamen ganadero más antiguo de Asturias al venirse celebrando ininterrumpidamente desde el año 1943. A la cita acudieron más de 300 reses, de calidad excepcional, llegadas de los concejos de Parres, Cangas de Onís, Ribadesella, Colunga, Villaviciosa, Piloña, Bimenes, Siero, Gozón y Nava. El Ayuntamiento de Parres, presidido por Emilio García Longo, destinó 15.000 euros a los premios y subvencionó con otros 3.500 el traslado de las reses.

El concurso estaba abierto a ejemplares puros de las razas parda alpina, frisona, asturiana de la montaña y asturiana de los valles, esta última en su doble vertiente de aptitud culona o normal. Alba Álvarez, de Vegadeo, se encargó de juzgar las pardas; Conrado González, las frisonas; el piloñés Daniel Martínez, las de montaña y Arturo Abad, las de valles.

Entre las frisonas, se proclamó como mejor semental a 'Roldán', de la ganadería riosellana de José Antonio Sánchez Martínez, y 'Flor', de la ganadería Alonso, con estabulación en la localidad llanisca de Piñeres, quedaba acreditada como mejor vaca. Entre las pardas, las populares ratinas, la jueza otorgaba el título de mejor toro a 'Marti', de la ganadería de José Luis Llano Traviesa, de Cangas de Onís, y el mismo ganadero era el propietario de 'Dalia', galardonada como la mejor vaca de la raza. La joven Alba Álvarez, que lleva tres años ejerciendo como jueza de la raza parda alpina, destacó «la gran profesionalidad de los ganaderos, así como la preparación y la calidad de las reses presentadas».

Como mejor semental de la raza de montaña se proclamaba a 'Guindu XIV', propiedad del llanisco Miguel Ángel Peláez del Hoyo, y como mejor vaca se designaba a 'Cenicienta', de la empresa llanisca La Aldea SC, que también se adjudicaba el premio al mejor lote.

Entre las reses de valles de aptitud culona, se proclamaba mejor semental a 'Gandul', de la estabulación de Marta Vega Blanco, de Gozón, y mejor vaca a 'Lucera', del parragués Víctor Gutiérrez Castaño, que también se llevó el premio a los lotes, con toro y sin toro.

'Messi', el ganador de valles

El toro 'Messi', de Pablo Vega, de Gozón, se proclamó vencedor en la categoría de valles de aptitud normal, mientras que a 'Famosa', de Diamantina Cueli, de Villaviciosa, se le otorgaba el premio a la mejor vaca. Diamantina Cueli también se llevó el premio al mejor lote sin toro, mientras que Manuel José Vega, de Gozón, se llevaba el galardón al mejor lote con toro.

La función de secretario técnico del certamen recayó en el parragués José Ramón Díaz Escandón y el diputado regional Marcos Gutiérrez Escandón ostentaba la representación del Principado de Asturias. Incansables, hasta más allá de las cinco de la tarde, estuvo al pie del cañón el alcalde de Parres, Emilio García Longo, acompañado por los concejales María López, Estefanía Sánchez, Álvaro Palacios y Juan Antonio Pérez.

Fotos

Vídeos