El restaurante madrileño El Ñeru, reconocido por la Cofradía del Gamonéu

Vanesa Caso (izquierda) y su hermano Fernando (derecha), el pasado año en la residencia de Cangas. /  N. A.
Vanesa Caso (izquierda) y su hermano Fernando (derecha), el pasado año en la residencia de Cangas. / N. A.

El 8 de octubre este establecimiento fundado por un pastor de los Picos y regentado por sus hijos será nombrado Cofrade de Honor

TERRY BASTERRA CANGAS DE ONÍS.

El amor por las tradiciones es algo que transmitió Vicente Caso Coviella a sus hijos y ellos respetan las enseñanzas que aprendieron de su progenitor. Lo hacen continuando con la donación que cada Navidad hacía su padre al Hogar Camila Beceña de Cangas de Onís de una gran cesta con cerca de 2.000 kilos de comida. También con la cocina y productos asturianos con los que deleitan a sus clientes en el restaurante El Ñeru, abierto hace 45 años en Madrid por aquel pastor que dejó los Picos de Europa para perseguir una aventura empresarial en la capital.

Y si hay algún producto gastronómico que engloba la tradición de los Picos de Europa ese es el queso, un elemento básico en la carta de este establecimiento hostelero. Y ahora el queso, más bien un colectivo que lleva el nombre de una de las variedades que se elaboran en estas montañas, ha decidido reconocer la labor de promoción de Asturias que desde hace casi medio siglo ha realizado en Madrid esta familia que no olvida sus raíces canguesas.

Por ello la Cofradía del Queso Gamonéu ha decidido nombrarles Cofrade de Honor en un acto que tendrá lugar el domingo 8 de octubre en la plaza Camila Beceña de Cangas. Para Vanesa Caso, hija del difunto Vicente, este premio es el «más emotivo» de todos los que ha recibido el establecimiento en sus cuatro décadas y media de historia. «El Gamonéu es un queso que desprende tradición y para nosotros es un orgullo que la Cofradía nos dé este reconocimiento», valoraba ayer la hostelera, quien confesaba que a ella y a su familia «el Gamonéu nos trae recuerdos de nuestra infancia». «Mi padre fue pastor en los Picos y vino a Madrid a traer la riqueza gastronómica de Asturias. Nosotros seguimos su tradición, como lo hacen los pastores que elaboran este queso en el puerto», apuntaba Vanesa Caso.

El Ñeru vende dos piezas de Gamonéu a la semana y el queso es cada vez más demandado por el creciente público internacional que frecuenta este local ubicado en el centro de España, pero con el alma y el corazón en Asturias y en los Picos de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos