Las restricciones a los Lagos alcanzan su máximo y estarán activas 161 días

Embotellamiento formado en la CO-4 durante el primer fin de semana de marzo. /  NEL ACEBAL
Embotellamiento formado en la CO-4 durante el primer fin de semana de marzo. / NEL ACEBAL

El plan de transporte se aplicará durante ocho fines de semana de mayo y octubre y la temporada estival se adelanta un mes, a principios de junio

GLORIA POMARADA CANGAS DE ONÍS.

Los visitantes que esta temporada se propongan subir a los Lagos de Covadonga en sus vehículos particulares tendrán más complicado que nunca encontrar un hueco en el calendario. El Boletín Oficial del Principado de Asturias (Bopa) publicaba ayer las restricciones de la Jefatura Provincial de Tráfico que estarán vigentes este 2018 y el incremento que revelan respecto al año anterior alcanza el 68%. En total, serán 66 días más los que permanezcan activas las medidas de regulación de accesos, que pasan así de las 95 jornadas de 2017 a las 161 de la presente campaña. Además, el horario se amplía dos horas, de las 7.30 de la mañana a las 21 horas de la noche.

Con la Semana Santa, fecha tradicional de arranque del plan de transporte ligado a las restricciones, llega la primera de las novedades. Este año no será posible subir en coche al espacio protegido desde el próximo sábado 24, protocolo que permanecerá activado hasta el domingo 8 de abril. En total, 16 días ininterrumpidos frente a los 9 del pasado año. La siguiente variación llega en mayo, mes en el que tradicionalmente la acotación se limitaba a las jornadas del puente. Ahora, el plan estará vigente del 28 de abril al 1 de mayo, coincidiendo con la festividad, pero también todos los fines de semana del mes.

También la temporada estival verá reforzadas las limitaciones. Ya el pasado año se adelantaban quince días, al 1 de julio, por primera vez desde su puesta en marcha en el año 2005. En el nuevo calendario, el 1 de junio figura como arranque de la campaña, que se extenderá además quince días adicionales, hasta el 30 de octubre. Como es habitual, los días 25 de julio y 8 de septiembre, coincidiendo con las festividades del Pastor y de Covadonga, respectivamente, el plan se suspenderá.

Con el fin del verano, el plan de transporte no toca su fin, sino que los visitantes seguirán sin acceso por cuenta propia a los Lagos, al menos durante los fines de semana de octubre y el día de la fiesta nacional. Las únicas fechas que permanecen estables respecto a temporadas anteriores serán las del puente de la Constitución, con restricciones del 6 al 9 de diciembre. El calendario impuesto por Tráfico este 2018 coincide con un año en el que se espera una máxima afluencia -hasta 1,2 millones de personas calcula el Principado- por coincidir con el triple centenario de Covadonga. Desde el último fin de semana de enero, los atascos en la CO-4 se vienen ya repitiendo cada jornada de buen tiempo.

La DGT implantará, además, una medida de control adicional este 2018: barreras en el acceso a la carretera a los Lagos y paneles informativos sobre la disponibilidad de plazas de aparcamiento. No obstante, el sistema acaba de salir a licitación y previsiblemente no se ejecutará hasta después del verano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos