Ribadedeva inicia los trámites para rehabilitar la torre de Noriega

La torre de Noriega se encuentra actualmente en estado de abandono, tomada por la maleza y con vías de agua en el tejado. /  NEL ACEBAL
La torre de Noriega se encuentra actualmente en estado de abandono, tomada por la maleza y con vías de agua en el tejado. / NEL ACEBAL

De no aparecer los propietarios de este conjunto medieval, el Ayuntamiento acometerá unas obras para las que reserva 50.000 euros

GLORIA POMARADA COLOMBRES.

El Ayuntamiento de Ribadedeva atajará el «estado de ruina y abandono» de la torre de Noriega «a lo largo del año que viene». Antes de que comience la intervención en ese espacio medieval, uno de los más destacados en cuanto a arquitectura militar en Asturias, el Consistorio debe completar un complejo recorrido legal que le permita actuar subsidiariamente sobre un inmueble del que no existen propietarios conocidos. El último del que se tiene constancia, Lorenzo Noriega Escalante, figura en un documento de propiedad del Registro de Llanes que se remonta a 1887.

Hace dos años, ante la improbable aparición de herederos y el estado de abandono que presenta la construcción desde hace dos décadas, el Ayuntamiento solicitó ante el Principado una orden de ejecución que obligase a los propietarios a realizar las obras de conservación, con la opción de que al no aparecer los dueños fuese el propio Ejecutivo local el ente en el que recayesen las tareas. El Principado instó entonces al Ayuntamiento a tramitar por sí mismo el requerimiento de actuación, una vez emitidos dos escritos -uno en 2016 y otro en marzo de 2017- en los que Patrimonio fija las obras concretas de mantenimiento amparadas dentro de los límites del deber legal de conservación.

El primero de los trámites para acometer la rehabilitación llegaba este lunes, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado del inicio del expediente de orden de ejecución. El camino legal que ahora afronta el Consistorio, siempre y cuando no aparezcan los propietarios, comprende tres fases: la orden de ejecución, la ejecución subsidiaria y el permiso de intervención por parte del juzgado Contencioso- Administrativo pertinente. «Son decretos que ya tenemos preparados», apunta el alcalde ribadedense, Jesús Bordás, quien cifra en 50.000 euros la partida reservada en los presupuestos municipales para acometer las tareas de conservación. «Serán obras de desbroce, desescombro y otras medidas como arreglar el tejado, que tiene una vía de agua», explica el regidor. La prioridad, insiste, es solucionar los problemas «en una cuarta parte» de la techumbre, ya que «amenaza con derrumbe». Además, en función del informe técnico «se actuará sobre el conjunto», añade Bordás.

Mercados de la Edad Media

El estado de «deficiente» conservación del conjunto de la torre de Noriega, integrada por la propia torre, casona y capilla, fue indicado ya en 1998 cuando se incluyó en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Asturias. De hecho, las últimas obras de consolidación de las que fue objeto datan de finales del pasado siglo. En 2016 la construcción medieval fue declarada Bien de Interés Cultural por presentar «rasgos constructivos únicos en nuestra comunidad». El inmueble ubicado en el núcleo rural de Piñera fue construido entre finales del siglo XIV y comienzos del XV y en torno a la torre bajomedieval se fueron articulando a partir del siglo XVI un conjunto de edificaciones, siempre con la torre como elemento dominante. Una vez concluya la rehabilitación del conjunto, el Ayuntamiento ribadedense planea «integrar la torre como elemento de 'La ruta de las tradiciones'» y organizar eventos centrados en el valor histórico y arquitectónico de este espacio, como «mercados medievales».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos