Ribadesella apuesta por la cabra bermeya y organiza su primer concurso-exposición

Se celebrará el próximo 23 de septiembre en el recinto ferial con el objetivo de «mostrar una raza autóctona y a la vez desconocida»

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El mes de septiembre va camino de convertirse en el mes agropecuario en el concejo de Ribadesella. Tras el 95 Concurso-Exposición de Ganado Vacuno Selecto celebrado con éxito de participación y público el pasado domingo, el mismo recinto de la playa se prepara para acoger el primer Concurso-Exposición de la Cabra Bermeya. En el concejo solo existen dos rebaños reproductores de esta raza autóctona, pero la Asociación de Criadores de Cabra Bermeya (Acriber) ha decidido enclavar en este municipio uno de los tres certámenes anuales que tiene en cartera. Al que tradicionalmente se viene celebrando en Corao (Cangas de Onís) se unirán este año el riosellano y uno más en el occidente asturiano. «Para esa última comarca estamos barajando dos opciones, Campo de Caso o Pola de Allande», apuntó el presidente de la asociación, Jesús Álvarez, criador de Parres.

El concurso de Ribadesella se celebrará el sábado 23 de septiembre con un objetivo muy claro, el de «mostrar y promocionar este animal autóctono asturiano desconocido para muchos pero repleto de virtudes», destacó Álvarez. Entre ellas, que se trate de una raza de aptitud mixta, de carne y leche, «que además de aportar muy buenas producciones, es nuestra, es de casa, es de Asturias», añadió. Como es un animal en vías de desaparición, «muy mermado anualmente por la acción del lobo», la asociación cuenta con 3.020 ejemplares inscritos en el libro genealógico. Es decir, «corre claramente peligro de extinguirse».

Aún es pronto para confirmar el número de rebaños participantes, pero la organización espera reunir, al menos, a quince ganaderos de toda Asturias: Aller, Cudillero, Gijón, Laviana y Ribadesella entre otros. Antes, este sábado 16, Acriber organizará en Ribadesella un curso para la formación de nuevos jueces, «para que la gente conozca un poco más la calidad morfológica y racial del animal» y para cubrir con garantías de éxito todos los certámenes que se organicen en el futuro. El plazo para inscribirse finaliza hoy y puede tramitarse a través de la web de la asociación.

El concurso de Ribadesella también incluirá una degustación gastronómica de cabritu bermeyu «para que quien aún no conozca esta carne, aprecie la diferencia que tiene con otras». Los platos se elaborarán en el mismo recinto ferial, en el aparcamiento de la playa de Santa Marina, a cargo de la única empresa de catering de Asturias que hasta ahora ha apostado por este producto comercializando cabritos bermeyos en preparados precocinados. «Además, de esta forma ganamos en operatividad, porque en lugar de abandonar los rebaños para irnos a comer a otro lado, lo haremos todo en el mismo recinto ferial», destacó Jesús Álvarez.

Fotos

Vídeos