Ribadesella forma a nuevos jueces de cabra bermeya

La localidad acoge este sábado un certamen dedicado a esta raza autóctona en el que participarán quince rebaños

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La plaza de Abastos y la Casa de Cultura de Ribadesella fueron los escenarios elegidos por Acriber para celebrar un curso de valoración morfológica encaminado a la formación de nuevos jueces expertos en cabra bermeya, raza autóctona asturiana que se encuentra en plena expansión. El curso se celebró el pasado sábado con la participación de 27 aspirantes que ahora deberán superar un examen final durante el I Concurso de Cabra Bermeya de Ribadesella, programado para el sábado 23 de septiembre en el aparcamiento de la playa de Santa Marina.

El curso, dividido en clases teóricas y prácticas, contó con dos profesores de lujo. Por un lado, Félix Goyache, técnico del área de ganadería del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agrario (SERIDA), la persona encargada de elaborar todos los estudios genéticos que han servido para establecer el estándar racial de la cabra bermeya. «A él le debemos la existencia de nuestra asociación de criadores», destacó Jesús Alvarez, presidente de Acriber. A su vez, sobre las nociones y comportamiento que un juez debe tener en pista a la hora de valorar al animal se encargó Manuel Elías Prado, juez nacional de Aseava, la asociación de Asturiana de los Valles.

Para el I Concurso de Cabra Bermeya de Ribadesella se han inscrito 15 rebaños procedentes de diferentes puntos de la región: Aller, Cudillero, Gijón, Laviana y Ribadesella entre otros municipios. Hasta ahora, Acriber solo organizaba un concurso al año en Cangas de Onís, pero a partir de este año van a ser tres. El tercero se celebrará en Campo de Caso o en Pola de Allande. El de Ribadesella también contará con una degustación de cabritu bermeyo.

Fotos

Vídeos