Ribadesella prevé iniciar este año la adecuación del entorno de Tito Bustillo

El proyecto busca mejorar el entorno de la cueva de Tito Bustillo y su centro.
El proyecto busca mejorar el entorno de la cueva de Tito Bustillo y su centro. / NEL ACEBAL

El Ayuntamiento ha reservado para esta actuación 200.000 euros. La obra incluye la construcción de una senda y de un carril bici

T. BASTERRA RIBADESELLA.

Antes de que concluya este año. Esa es la previsión que maneja el Ayuntamiento de Ribadesella para iniciar los trabajos de acondicionamiento del entorno y los accesos a la cueva de Tito Bustillo. El Consistorio tiene incluidos en los presupuestos municipales de este 2017 una partida de 200.000 euros para acometer esta actuación. El plazo de ejecución ronda los dos meses, por lo que, de cumplirse las previsiones, la obra estará lista a principios del próximo año.

El proyecto municipal tiene por nombre 'Adecuación Ambiental del Entorno y Accesos al Centro de Arte Rupestre de la Cueva de Tito Bustillo', pero incluye muchas más medidas que no figuran en su denominación. Una de ellas es que se va a construir una senda peatonal de 1,5 metros de anchura desde el puente hasta La Mediana. En paralelo se habilitará un carril bici entre el arbolado y la carretera «con un trazado sinuoso, que trata de aprovechar los sobreanchos de la calzada para generar espacios verdes con plantaciones de arbustos y verduras de colorido, así como áreas donde situar bancos». Este carril-bici será de 2,10 metros de ancho y contará con balizas de madera como separación.

Para remarcar la importancia de la zona donde está ubicada la entrada a la cueva de Tito Bustillo, se plantea sustituir el actual asfalto de la calzada por una zona adoquinada de piedra en un tramo de 191 metros de longitud entre El Tocote y el Polideportivo. La nueva calle adoquinada quedará formada por una calzada de cinco metros de ancho, dos metros y medio para cada carril, y obligará a reducir la velocidad a los vehículos que transiten por ella.

El proyecto recoge la creación de un área recreativa donde está el almacén de ObrasLa iniciativa cuenta con el visto bueno del Principado al no afectar al medio ambiente

Asimismo se plantea reordenar la zona de accesos y aparcamientos situados en el entorno de la cueva, generando unos estacionamientos para autobuses de diversos tamaños al lado del Aula Didáctica que quedarán integrados en una masa arbórea existente y otras plantaciones a ejecutar. También se habilitará una zona de parada para la bajada y recogida de los visitantes en la que no se interrumpe el tráfico de la zona. No obstante, el proyecto se ha diseñado para que la mayor parte de los autobuses queden estacionados en el aparcamiento municipal de La Huertona.

La actuación también modifica el frente del polideportivo para generar un mayor número de plazas de aparcamiento eliminando el parterre verde situado en el frontal. Este se sustituirá por arbolado. De esta forma con la disposición de los nuevos aparcamientos quedarán ocultos a la ría, dando servicio al equipamiento deportivo y al Centro de Arte Rupestre. Además se va a habilitar un área recreativa en los terrenos que ocupa ahora el almacén de Obras del Consistorio.

Fondos de 1% Cultural

Según indica la alcaldesa riosellana, Charo Fernández Román, la Consejería de Cultura, la de Medio Ambiente y la CUOTA conocen el proyecto y lo ven con buenos ojos. De hecho hace apenas unos días se ha conocido que el Principado daba su visto bueno a la actuación al determinar que «no tendrá efectos significativos sobre el medio ambiente». El Ayuntamiento ha presentado también el proyecto a los fondos del 1% Cultural, con el fin de intentar que una parte de las obras sean financiadas por el Estado.

El proyecto también incluye, en la zona del Picu Ramonón crear, una pasarela elevada de madera con forma sinuosa y «suficientemente liviana como para que no resulte contundente pero que permita el paso peatonal sobre ella». El carril-bici transitaría a su lado, pero a nivel del suelo. De esta forma, tanto peatones como bicicletas dejarían de pasar por las estrechas y peligrosas curvas del Picu Ramonón. A su vez, tampoco sería necesario modificar el trazado de este vial. Según los redactores del proyecto encargado por el Ayuntamiento, «el elemento de la pasarela se pretende que se convierta en un objeto singular en sí mismo y dado que sus apoyos se situarían excéntricos justo pegados a la situación de la bionda no suponen afección a la zona de la ría».

Fotos

Vídeos