La primera angula, a 2.187 euros

El hostelero Manuel Fernández, del restaurante Bocamar, en Oviedo, adquirió los dos primeros lotes de angulas en Ribadesella. / NEL ACEBAL
El hostelero Manuel Fernández, del restaurante Bocamar, en Oviedo, adquirió los dos primeros lotes de angulas en Ribadesella. / NEL ACEBAL

El restaurante Bocamar de Oviedo se hizo con este lote inicial que alcanzó unos precios muy inferiores a los de los dos años anteriores

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La primera angula de la temporada, subastada este martes en la Cofradía de Pescadores Virgen de Guía de Ribadesella, se ha vendido a 2.187,50 euros el kilo. El primer lote de la costera, integrado por 1,850 kilos de esta minúscula pesquería, fue adquirido por Manuel Fernández, propietario del restaurante Bocamar de Oviedo, que también se quedó con el segundo y último lote, de 1.765 gramos, a 861 euros el kilo. En esta primera subasta solo se rularon 3,615 kilos de angula, que dejaron 5.566 euros en la rula de Ribadesella.

La primera cotización de la campaña se quedó muy lejos de los 5.500 euros abonados el año pasado por Pepe Tista o del récord absoluto alcanzado en 2015 (6.230 euros). Además, el volumen de capturas entregas para esta primera subasta también se alejó en demasía de los casi veinte kilos subastados el año pasado. No obstante, el precio medio alcanzado no estuvo nada mal, quedando situado en 1.539 euros el kilo. «La verdad es que no parecía que iba a bajar tanto, aunque tampoco había muchos compradores. No se veía mucha animación, pero si yo participo en la subasta, enseguida me caliento y seguro que se habría conseguido un precio mayor, pero tampoco fue un mal precio», destacó Pepe Tista.

A la primera subasta acudieron seis compradores, aunque algunos lo hicieron sin ánimo de pujar. Entre estos el veterano hostelero de Toriellu. En esta primera subasta electrónica participaron los representantes de Angulas Delfa, Angunalón, Pescados Gutiérrez, Bocamar, Casa Tista y Angulas Marifé, esta última representada por el propio rulero, José Ramón Pintado 'Garuña'. La subasta arrancó en 7.000 euros y comenzó a bajar. La pantalla marcaba el descenso por decimales y como no se detenía, comenzó a correr un rumor por la cancha de ventas. «A que no funcionan los mandos a distancia que se adjudicaron a cada uno de los compradores». Pero no. Pocos minutos después la pantalla se detuvo en los 2.187'50 euros, estableciendo el primer precio de la costera.

Tabaco diluido en agua

Las primeras angulas del Sella viajaron este mismo martes rumbo a la capital asturiana, al número 20 de la calle Marqués de Pidal de Oviedo, donde se localiza el restaurante Bocamar, un habitual de la primera subasta en Ribadesella. Manuel Fernández está casado con la riosellana María José Gonzalo, hermana de Pepe Tista. Los dos negocios se coaligaron en más de una ocasión para hacerse con la puja, pero esta vez la afrontó en solitario. Ahora toca hacer cálculos para, una vez muerta y limpia, fijar un precio justo para cada una de las raciones de angula que se obtengan. «Rondará los cien euros, porque esto es una inversión en promoción, más que para ganar dinero», aseguró Fernández. Para dar muerte a los tres kilos y medio de angula utilizará el método tradicional, tabaco diluido en agua. La preparación la acostumbra para la angula al ajillo.

Fotos

Vídeos