El riosellano barrio del Cobayu celebra casi medio siglo honrando a San Miguel

Las aldeanas abren paso a San Miguel, en Ribadesella. / NEL ACEBAL

El 2018 se cumplirán cincuenta años desde que se entregasen las llaves del grupo, el 23 de junio de 1968

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

El riosellano barrio del Cobayu despide hoy sus fiestas en honor a San Miguel, que de alguna forma son víspera del que será 50 Aniversario de su fundación. El 23 de junio de 1968 fueron entregadas las llaves de las 224 viviendas que forman parte del Grupo Miguel Ángel García Lomas. Es decir, en 2018 se cumplen las bodas de oro del más popular de los barrios de Ribadesella. Para celebrarlo se organizará una comida campestre en junio y unas fiestas patronales en septiembre que prometen «hacer historia».

De momento, este año fueron un centenar los vecinos que se vistieron de aldeanos para acompañar al Santo en la procesión al son de la gaita y tambor de la banda local. Presidiendo el acto, el párroco José Ramón Fernández Abad y las autoridades municipales, encabezadas por la alcaldesa, Charo Fernández, y los concejales María José Bode y Jorge Núñez.

El Cobayu afrontaba así el tercero de sus cuatro días de fiesta y romería. Un programa que se inició el pasado viernes con el pregón del último Campeón del Sella en canoa, el palista local Diego Suárez, un cobayense más que vino al mundo «en el 1º B del bloque 7, una casa donde hoy sigue viviendo mi güela Ana». Tres décadas después de aquel alumbramiento, Diego Suárez acumula dos Sellas en su haber y una 'retafila' de medallas. Aún así, en su alocución pública quiso «recordar a toda esa gente que está peleando o consiguiendo medallas en Campeonatos del Mundo y de Europa: Pelayo y Pablo Roza, Miguel Llorens, Walter Bouzán, Fran Capín y Hugo Cueto. Algunu con raíces aquí, en el Cobayu».

Hoy es el último día de San Miguel y toca despedirlo a lo grande, con los tradicionales concursos de baile y la elección de la Reina de la fiesta. Así que mientras llegan las bodas de oro del Cobayu toca disfrutar «de lo que nos toca cerca», dijo el pregonero. Romerías que para uno de sus amigos son muy especiales, «les últimes de solteru», añadió. Además, las del año que viene, las del 50 Aniversario, las vivirá desde la distancia, en el viaje de novios, de luna de miel.

Fotos

Vídeos