El sacerdote Adolfo Mariño asumirá mañana el cargo de abad de Covadonga

T. B. COVADONGA.

Mañana el sacerdote Adolfo Mariño asumirá el cargo de abad de Covadonga. Lo hará en el marco de un «acto sencillo», como el propio Mariño había solicitado. Para ello se aprovechará la celebración de la misa de las 12 horas, que será oficiada por el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz. El oficio servirá también para hacer efectivo el nombramiento de Alejandro González Alonso, párroco de Amieva y Ponga, como canónigo de Covadonga.

Mariño (Avilés; 1953), y fue ordenado sacerdote en mayo de 1979. Comenzó su labor pastoral como ecónomo de Santiago de Pesoz. En esos años fue también encargado de San Martín de Oscos y teniente-arcipreste de Grandas de Salime. En 1983 pasó a ser coadjutor de San Pedro de los Arcos (Oviedo), con la encomienda de organizar la creación de la nueva parroquia de San Melchor, en Vallobín. Tras su construcción, fue nombrado párroco de ese nuevo templo, cargo que desempeñó entre 1990 y 2003. Ese último año se hizo cargo de San José, en Gijón, labor que ha desempeñado hasta ahora.

Como abad será el encargado de dirigir el próximo año la organización de los actos de una efemérides muy particular. El primer centenario de la coronación canónica de la Santina, que coincide con año santo jubilar mariano, para lo que se prepara un programa amplio y ambicioso desde una triple vertiente: religiosa, cultural y social.

Fotos

Vídeos