Santa Marina estrena una silla adaptada para facilitar el baño a discapacitados

Personal de salvamento, con el 'anfibuggy'. / NEL ACEBAL

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La playa de Santa Marina estrenaba ayer un nuevo 'anfibuggy', una silla adaptada para facilitar el baño de las personas con algún tipo de discapacidad física. El arenal riosellano fue el primero de Asturias en contar con este tipo de baños sin barreras, pero aquella primera silla anfibia ya se había quedado obsoleta con el paso de los años. La llegada del nuevo equipamiento ha coincidido con la puesta de largo de la rotulación del puesto de salvamento, inaugurado también tras una rehabilitación integral, este mismo verano.

Fotos

Vídeos