Sebreñu se convierte en escenario de novela negra

Rosa Valle. / J. G.
Rosa Valle. / J. G.

J. GARCÍA RIBADESELLA.

La riosellana aldea se Sebreñu se ha convertido en sede de un laboratorio nazi, donde un grupo de pupilos de científicos oscuros del Tercer Reich experimentan con nuevas armas sónicas. Este es el argumento elegido por la periodista gijonesa Rosa Valle para la que es su primera novela, ambientada en Ribadesella, Villaviciosa, Gijón y Zaragoza. Su título, 'Sonarás bajo las aguas'.

En esta novela negra y policiaca, presentada ayer en la Casa de Cultura de Ribadesella, Rosa Valle va detallando y descubriendo las investigaciones llevadas a cabo por la protagonista, Petunia Prado del Bosque 'Tunia', para esclarecer varios asesinatos. Se trata de una inspectora de policía, madre, exesposa, trompetista, motera y bloguera que, «quien sabe, podría formar parte de una nueva saga, aunque eso lo decidirán los lectores», aseguró Valle.

La autora se inclinó por Sebreñu porque de este pueblo procede su familia paterna y porque en esta aldea, atravesada por el río San Miguel, tiene ubicada su segunda residencia. «Buscaba escenarios para mi novela y en mi imaginación, conocimiento y sentimiento los tenía muy cerca, en Sebreñu, donde encontré todos los elementos posibles: el agua, el Sella, la mar, la aldea y una casona como su Palacio».

Precisamente es en esa joya arquitectónica del concejo de Ribadesella donde ubica la sede una entidad cultural dedicada a la promoción musical, tapadera de una organización criminal con ramificaciones nazis. La música y el agua son el «hilo conductor» de la ópera prima novelesca de Rosa Valle. De hecho, todo comienza con la muerte de una integrante de la banda dirigida en Sebreñu por el «inquietante catedrático de Física Acústica, Sebastian Rudolph». El resto de la trama, en 'Sonarás bajo las aguas', publicada por Al Norte Producciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos