El sector turístico carga contra una concejala de Llanes que le acusó de esclavista

Marisa Elviro. / E. C.

Marisa Elviro criticó con dureza a «los empresarios que no cumplen los convenios» en su perfil de una red social y los afectados ven sus palabras «impresentables»

LUCÍA RAMOS LLANES.

«Son unas declaraciones impresentables, lo que hizo Marisa Elviro no tiene nombre». Así de rotunda se mostraba ayer la presidenta de la Asociación de Comerciantes y Autónomos del Concejo de Llanes (Llanescor), María José Teja. Su malestar era compartido no solo por sus colegas del sector comercial llanisco, sino por hosteleros y hoteleros. En el ojo del huracán, la concejala de Cultura, Marisa Elviro (Vecinos por Llanes), quien en la noche del pasado viernes publicaba en redes sociales una reflexión en la que criticaba con dureza unas prácticas que, desde su punto de vista, se repiten «cada verano» y que tienen a «camareros, ayudantes de cocina, limpiadoras, dependientes de tienda y recepcionistas agotados, contratados con la categoría mínima y con el sueldo que marca el convenio».

Eso, agregó, «cuando hay suerte, que, cuando no, les hacen contrato a tiempo parcial, cotizando media jornada y trabajando jornada y media. No cumplen los horarios. Jornadas de ocho horas que se convierten en doce o catorce. Horas extra a punta pala que, por supuesto, nadie les paga. No descansan ni un día en todo el verano. Días que tampoco les pagan. Y con decir 'ya sabes, esto es así. Si no te conviene, tengo a veinte esperando' ya tienen bastante», lamentó.

La edil continuaba apuntando que «los sindicatos dicen que no pueden hacer nada si el empleado no denuncia. Si lo hace, se va a la calle. Así que no lo hace, porque necesita vivir. Los inspectores no inspeccionan si no hay denuncia. Saben que no la habrá», señaló, y calificó de «semiesclavitud» las condiciones en que trabajan estas personas. «Digo semi porque lo único que les diferencia de los esclavos es que pueden irse. Y morirse de hambre. No les importa, porque hay veinte esperando. Y terminan reventados, sin derecho a enfermar, sin derecho a salir con amigos. Sin derecho a ver a sus hijos. Sin derecho a descansar. Sin derecho a nada», apostillaba.

Para terminar, Elviro manifestaba su desprecio por quienes contratan en estas condiciones. «Cada vez me da más asco que haya gente que crea 'normal' explotar a seres humanos de esa manera. Me da asco que, quienes deberían, no hagan nada. Me da asco la impotencia. Me da asco la gente que abusa de la necesidad de otra gente para vivir mejor a costa de pasarse por el arco del triunfo los derechos de sus empleados. Y me da asco que los que sí cumplen con esos derechos sufran la competencia desleal de los sinvergüenzas. Porque no tienen otro nombre», aseveró.

Unas declaraciones que pronto corrieron como la pólvora por redes sociales después de que un usuario hiciese capturas de pantalla de ellas y las difundiese, provocando una auténtica oleada de críticas dentro del sector turístico llanisco. En conversación con este diario, la concejala aclaró que ella solo se refirió «a aquellos empresarios que no cumplen el convenio, en general» y que en ningún momento habló de «hosteleros, comerciantes u hoteleros de Llanes, pues me consta que en el concejo hay un gran número de empresarios que sí cumplen». Asimismo, recalcó que esta reflexión la hizo «en un perfil privado y personal, no como edil del Ayuntamiento de Llanes».

Patronato, esta tarde

Sin embargo, la mecha estaba prendida y las apreciaciones de Elviro no sirvieron para aplacar los ánimos de un sector que se sintió atacado. «¿Cómo se atreve a generalizar y criminalizar a los hosteleros y comerciantes del concejo?», se preguntaba María José Teja, mientras el presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Llanes y Ribadedeva, Ángel Bada, reconocía «el malestar» que existía entre sus compañeros ante «unas declaraciones tan desafortunadas». El presidente de la Asociación de Restaurantes de Llanes (Allares), Javier Garaña, compartía la indignación de sus colegas. «Mañana (por hoy) hay una reunión del Patronato de Turismo del concejo y trataremos el tema antes de tomar ninguna decisión», indicó.

El concejal del PP y compañero en el equipo de gobierno de Elviro, Juan Carlos Armas, se desmarcaba ayer de tan «desafortunados comentarios. En Llanes tenemos un magnífico sector del comercio y hostelería, que en la temporada turística son el auténtico motor de la economía y del empleo llanisco, y no se les puede demonizar», aseveró.

Fotos

Vídeos