Una «selva» junto a las carreteras

La maleza dificulta la visión de las señales en carreteras como la AS-263 entre la zona de Pría y Posada de Llanes.
La maleza dificulta la visión de las señales en carreteras como la AS-263 entre la zona de Pría y Posada de Llanes. / JUAN LLACA

La maleza ha invadido arcenes y ocultado señales por la falta de desbroces en los arcenes de las calzadas Las administraciones han dejado sin limpiar numerosos viales este verano

TERRY BASTERRA LLANES.

Comienza septiembre y algunas de las principales carreteras del Oriente de Asturias siguen sin haber sido sometidas a tareas de desbroce y limpieza para eliminar la vegetación que crece en sus márgenes. Una vegetación que ha ido invadiendo arcenes y tapando señales, con la consiguiente inseguridad para conductores, ciclistas y algunos peatones que transitan por ellas, como pueden ser los peregrinos del Camino de Santiago en algunos tramos de su ruta hacia la ciudad gallega.

De forma tradicional estas actuaciones de limpieza se realizaban antes del verano o, a más tardar, a comienzos de la época estival. Bien es cierto que en los últimos años ha habido retrasos a la hora de ejecutarlas, pero este 2017 parece que va a concluir el verano sin que se realicen.

El problema afecta a todo tipo de carreteras, tanto las de titularidad municipal, como las autonómicas o de ámbito nacional. Entre estas últimas se encuentra la N-625 a su paso por concejos como Amieva. Al deterioro que presenta se suman la vegetación «que se ha comido los arcenes y hace que la gente circule por en medio de la carretera». La que habla es Conchi Rivero, portavoz del PSOE de Amieva, quien asegura que este vial presenta un importante tráfico en esta época veraniega. «Hay zonas en las que ya no se ven las señales y es un peligro. La gente va con miedo», asegura. La socialista indica que estos días han comenzado a desbrozar algunos tramos de la N-625, justo después de que el PSOE convocase una protesta celebrada el pasado sábado para denunciar el mal estado en el que se encuentra esta carretera nacional que conecta el Oriente asturiano con León. Han limpiado ya el tramo cangués, aunque en Amieva el trabajo apenas ha llegado a Santillán.

«Hay zonas en las que no se ven las señales y es un peligro. La gente va con miedo»

En el caso de las calzadas de ámbito autonómico una de las vías que precisa unos desbroces más urgentes es la que va de la zona de Pría a Posada, en Llanes. La AS-263 presenta un elevado tráfico, en especial durante la época veraniega. Desde Izquierda Unida se anunció hace unos días la presentación de una pregunta ante la Junta General para saber cuándo tiene previsto el Principado hacer «una limpieza en profundidad de los márgenes». «La maleza se está comiendo no solo los márgenes de la calzada, sino el propio arcén, lo que dificulta el tránsito y genera riesgos en la seguridad, tanto de cicloturistas y viandantes, como de los propios vehículos, por su mala visibilidad», manifestaba Ovidio Zapico.

El diputado de IU responsable de los asuntos de Infraestructuras y Medio Ambiente indicó a su vez que «el Gobierno regional tiene que actuar con celeridad en esta carretera, pues lleva dos años sin limpiar, y poner los mecanismos necesarios para que esta situación de tanto retraso en la limpieza de las carreteras en Asturias no se repita». Este problema, recordó Zapico, «es un asunto generalizado en Asturias por el que al grupo parlamentario de IU y a las organizaciones locales y ayuntamientos llegan numerosas protestas».

Retraso en los trabajos

El Principado manifestó hace unas semanas que la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente trabajaba para contratar el lote correspondiente al Oriente de la región, después de que el concurso para esta zona quedara desierto por incumplimientos de las empresas candidatas. En este caso, está previsto que las labores de limpieza comiencen a finales de agosto. Estamos en septiembre y siguen sin empezar.

También reconocía el Principado que los trabajos se han iniciado este año más tarde de lo habitual, algo que achacaba a un problema administrativo, dado que el Gobierno regional detectó que dos de las compañías que presentaron ofertas a la licitación estaban vinculadas. Este hecho dilató la tramitación y «ha motivado que las labores de limpieza se iniciaran con retraso». Ante esta situación, el Ejecutivo autonómico, con el «objetivo de maximizar la eficiencia y dado que el refuerzo en el desbroce se produce cada año, estudia cambiar el modelo de contratación para que tenga carácter plurianual durante los ejercicios 2018 y 2019, con la posibilidad de prorrogarlo incluso por dos años más». «El desbroce constituye una de las operaciones más importantes, puesto que el crecimiento de la vegetación en las márgenes de las vías provoca problemas de estrechamiento y visibilidad, con el consiguiente peligro para la seguridad e incomodidad de los usuarios», reconoce el Gobierno regional.

En el ámbito local en concejos como Llanes también ha habido quejas por falta de caminos de titularidad municipal como los existentes en Belmonte, en algunos barrios de Soberrón o en Celorio, donde el PSOE local asegura que junto al parque infantil de la localidad hay una zona que «parece una jungla». «Hay falta de planificación por parte de la Concejalía de Obras», critican los socialistas. Una «jungla» peligrosa para el tráfico.

Fotos

Vídeos