«Dan sensación de abandono»

Madrid. A Joaquín Rus y Paqui Gallego, habituales de Llanes, «siempre» les han gustado 'Los cubos' y les «da pena verlos así»./
Madrid. A Joaquín Rus y Paqui Gallego, habituales de Llanes, «siempre» les han gustado 'Los cubos' y les «da pena verlos así».

Los turistas critican la falta de conservación de 'Los cubos de la memoria'Lamentan el estado en el que está «uno de los símbolos de Llanes» y creen que su restauración supondría un atractivo turístico para el concejo

TERRY BASTERRA LLANES.

«Dan sensación de abandono», «están dejados», «una mano de pintura les vendría bien» o «es una pena que esté así uno de los símbolos de Llanes». Estas son algunas de las frases que cualquier persona que se acerque a la escollera del puerto llanisco puede oír si pregunta a los visitantes y turistas presentes en el lugar por su opinión acerca de 'Los cubos de la memoria', la obra de Agustín Ibarrolla que se convirtió en un icono del concejo durante la década pasada y que le dio al municipio una gran proyección a nivel nacional.

A día de hoy siguen siendo muchas las personas que se pasean por el puerto para ver 'Los cubos', pero ya no hablan de la impresión que les causa esta obra del genial artista vasco. Lo que comentan es que «es una pena» el estado en el que se encuentran estas piezas, algunas de las cuales, no solo es que hayan perdido una parte importante de sus vivos colores, es que «hasta tienen pintadas», como apuntan Joaquín Rus y Paqui Gallego, llegados de Madrid y que todos los años hacen una escapada a Llanes. Ellos conocieron 'Los cubos' en su esplendor y también lo han hecho en su decadencia.

«Han perdido bastante. Les vendría bien una capa de pintura», indica esta pareja, que confiesa que «siempre nos han gustado mucho 'Los cubos de la memoria', los vemos como un símbolo de Llanes y es una pena que estén así».

Hace doce años los conocieron también los vascos Irune Padró y Xabier Fernández de Labastida. «No somos unos expertos en arte, pero se ve que el mar les ha ido quitando el color. El Bosque de Oma es otra obra de Ibarrola. Allí volvieron a pintar los árboles y ahora va mucha más gente a visitarlo porque lucen mucho más. Aquí podría pasar lo mismo si los restaurasen», apuntan.

Desde Zaragoza venían Antonio Portero y Carmen Ade. La de ayer era la primera vez que veían los 236 bloques de hormigón y 657 caras pintadas con motivos que, en palabras de Ibarrola, reflejaban el paisaje, la cultura y el modo de vida de los llaniscos a lo largo de la historia. Estos maños no apreciaron ninguna de las cuestiones que trató de plasmar el artista en esta obra. A ellos lo que les transmitieron 'Los cubos' fue una «gran sensación de abandono».

A ello también ayuda que haya varias unidades que han sufrido actos vandálicos con pintadas hechas con spray, restos de basura entre los bloques o incluso jóvenes que se suben a los propios cubos y saltan de uno a otro, como ocurrió ayer de nuevo..

Muy críticos también con el estado de esta obra se mostraron los integrantes de una familia llegada desde Guadalajara. «Se ve que están dejados. Es una pena porque es una idea muy original y algo que es típico de Llanes para los que venimos de fuera. Harían bien si los restaurasen», manifestaban Alfredo Viejo, María José Palafox y Nieves García, mientras recorrían la escollera que protege de los oleajes el puerto llanisco y que sirve también de hogar a esta obra de Agustín Ibarrola.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos