Una sentencia anula la bolsa de empleo de la Policía Local de Llanes

Javier Ardines, Enrique Riestra y Juan Carlos Armas, en una rueda de prensa anterior. /  E. C.
Javier Ardines, Enrique Riestra y Juan Carlos Armas, en una rueda de prensa anterior. / E. C.

El magistrado considera que «no existió previa negociación en el seno de la mesa municipal», por lo que las bases son disconformes a derecho

LUCÍA RAMOS LLANES.

Continúan las malas noticias para el cuatripartito llanisco en materia laboral. Una nueva sentencia judicial dictada el pasado 31 de octubre, a la que ha tenido acceso EL COMERCIO, anula las bases para la constitución de una bolsa de empleo de auxiliares de Policía Local aprobadas por el equipo de gobierno a principios de año. Según indica en su texto el titular del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Oviedo, no existió negociación previa a la redacción de dichas bases, por lo que la resolución del Ayuntamiento de Llanes por la que fueron aprobadas sería «disconforme a derecho».

Los requisitos para acceder a la bolsa fueron publicadas por el Consistorio en el Boletín Oficial del Principado (BOPA) el día 23 de febrero del presente ejercicio y solo un día después, el 24 de febrero, la sección llanisca de la Federación de empleados y empleadas de Servicios Públicos (FESP) de UGT presentó una demanda contra los mismos.

Durante la vista celebrada el pasado 13 de octubre, el juez consideró probado que no hubo tal negociación. Desde el Consistorio argumentaron que, «como quiera que se ha sometido a previa negociación la aprobación de la relación de puestos de trabajo (RPT) municipal, ello haría ya entender cumplido dicho deber de negociación en relación a los criterios generales de acceso». No obstante, el magistrado señaló que «tal circunstancia no exime al Ayuntamiento de cumplir igualmente con el deber de previa negociación en el relación a aspectos que no se vería incluidos en la RPT, pues en dicho instrumento técnico no aparecerían regulados aspectos tales como el de los criterios generales sobre acceso de personal temporal que, por su propia naturaleza eventual, no tendrían encaje en la citada relación de puestos de trabajo».

El titular del Juzgado recalcó también que «la bolsa de empleo en cuestión no tiene un mero carácter coyuntural para atender una puntual y urgente necesidad acotada a un breve lapso de tiempo, sino que tiene una cierta vocación de permanencia en el tiempo», algo que, indicó, «refuerza más la necesidad de haberse sometido a dicha previa negociación».

Desde el sindicato también criticaron que «la única valoración en fase de concurso del mérito referido a 'cursos' no es conforme a derecho, pues los procesos selectivos para ingresar en el empleo público se rigen por los principios de igualdad, mérito y capacidad», y estos «deben adecuarse a las funciones o tareas a desarrollar, sin que puedan fijarse en atención a personas determinadas mediante un criterio subjetivo». Sin embargo, el juez no les dio la razón en este sentido, pues considera que los cursos a los que los demandantes hacen referencia -según consta en las bases debían «estar relacionados con la labor de la Policía Local» y homologados- «cumplen con los citados principios y guardan adecuación con la labor luego a desarrollar».

El magistrado apuntó, eso sí, que «es admisible el que podrían haber sido considerados otros méritos, pero ello entra dentro del ámbito de discrecionalidad que corresponde a la Administración pública convocante de las plazas objeto de anuncio».

Más

Fotos

Vídeos