Una sentencia respalda la actuación de Llanes en el camping María Elena

Zona de la ampliación del camping María Elena, en Celorio. / LLACA
Zona de la ampliación del camping María Elena, en Celorio. / LLACA

El juez entiende que «no se observa arbitrariedad» por parte del Consistorio, que procedió a la revisión de las licencias concedidas en la etapa del PSOE

G. POMARADA LLANES.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Oviedo ha desestimado el recurso presentado por los propietarios del camping María Elena, en la localidad llanisca de Celorio, contra la resolución de cese de usos por parte del Ayuntamiento. La sentencia, de este mismo lunes, respalda así la actuación del Consistorio llanisco, que el pasado 30 de mayo iniciaba el procedimiento para paralizar la actividad turística de la zona ampliada del establecimiento.

Esa «paralización de la actividad», recoge la sentencia, se fundamenta en el procedimiento de revisión de las licencias, pero también en «que el camping María Elena no cuenta con la licencia de instalación o actividad y de apertura o funcionamiento, ni con la autorización de la autoridad turística previo sometimiento del proyecto a evaluación preliminar de impacto ambiental».

Así las cosas, entiende el magistrado que «no se observa arbitrariedad del Ayuntamiento en el ejercicio de sus potestades urbanísticas» y rechaza la «indefensión» alegada por los propietarios. «Difícilmente puede alegarse una indefensión cuando no constan, efectivamente, concedidas las licencias procedentes municipal y autonómicas de apertura, actividad y explotación del turismo», insiste.

El camping María Elena llegó a contar con dos licencias, concedidas durante la etapa de la socialista Dolores Álvarez Campillo al frente del Consistorio. Los permisos municipales para la zona ampliada datan del 19 de abril de 2012 y del 25 de marzo de 2014.

Sin embargo, en julio de 2016 la Dirección General de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Principado instó al Ayuntamiento, ya en manos del cuatripartito, a que procediese a revisar las dos licencias de ampliación concedidas al camping María Elena «por incurrir en vicio de nulidad de pleno Derecho». Así lo hizo el Consistorio un mes después. Entretanto, los propietarios del establecimiento turístico recurrieron ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) la orden del Principado, resolución desestimada este pasado octubre. Así, en diciembre, el cuatripartito iniciaba de nuevo el procedimiento de revisión de las licencias.

Ya en 2016 la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) había advertido en un informe de que la «ampliación de 7.693,62 metros cuadrados para el área de autocaravanas no resulta compatible con el régimen de fuera de ordenación provisional en el que se encuentra el camping, ya que dicha ampliación no es una actuación necesaria para su consolidación y mantenimiento, sino que excede claramente de dicho objeto puesto que su finalidad es la de ampliar la zona de acampada».

En el caso del Contencioso-Administrativo ahora fallado estaban personados tanto el Ayuntamiento como la Asociación de Vecinos y Amigos de Llanes (Avall). Las supuestas irregularidades en las licencias del camping María Elena están pendientes del proceso penal, en el que se juzgará al entonces técnico de administración general de urbanismo y al exarquitecto municipal.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos