El Seprona investiga la muerte de seis ovejas en el pueblo riosellano de Sardéu

Ovejas muertas en Sardéu. /  J. G.
Ovejas muertas en Sardéu. / J. G.

La investigación descarta un ataque de lobos, de los que no existe constancia en la zona, y se centra en una posible manada de perros

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La aparición de seis ovejas muertas y cinco malheridas en el riosellano pueblo de Sardéu ha hecho saltar todas las alarmas entre la vecindad. Las once familias que residen en esta aldea no encuentran explicación a lo ocurrido. En Sardéu no hay constancia ni referencia alguna de ataque de lobos, así que todas las sospechas se centran en la presencia de alguna manada de perros. Así lo cree el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil que levantó informe sobre lo ocurrido e inició un proceso de investigación para esclarecer los hechos.

Todos los animales afectados por esta matanza pertenecen a un mismo rebaño. Su propietario, que prefiere no desvelar su identidad, explica que cuando se levantó y se acercó a la cabaña para dar de comer al ganado se encontró con un «cuadro horrendo». La finca estaba salpicada de cadáveres y una de las ovejas muertas estaba prácticamente comida. Al resto las dejaron «coradas», desangradas por la yugular.

Entre los animales muertos, el propietario localizó a uno de los corderos recién nacidos. Su cadáver se encontraba en el interior de la cabaña. Todas las madres muertas habían parido en los últimos día y ahora sus retoños se quedan huérfanos y sin nadie que pueda amamantarlos. Su propietario pide explicaciones y espera que alguien cubra la pérdida y los gastos resultantes de la retirada de los cadáveres. Tampoco sabe si tendrá que sacrificar los que quedaron malheridos.

Su primera reacción al presenciar el espectáculo fue «dar parte» a la Policía Local. Esta puso los hechos en conocimiento de la Guardia Civil que informó al Seprona. Uno de sus agentes se personó en Sardéu y comenzó la investigación. La declaración y certificación de los hechos se remitirá a la consejería de Desarrollo Rural para que también intervenga en las pesquisas. En opinión de todas las fuentes consultadas por este periódico, los montes de Sardéu están declarados como zona libre de lobos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos