Los servicios sanitarios del Oriente no se han reforzado de cara al verano, según el Simpa

Una ambulancia pasa por delante de la entrada al servicio de Urgencias del hospital de Arriondas. / E. C.

El sindicato médico culpa al Sespa de «falta de planificación» y de «improvisar» a la hora de cubrir las necesidades de las distintas unidades del hospital de Arriondas

TERRY BASTERRA ARRIONDAS.

La comarca del Oriente de Asturias multiplica su población durante el verano. En especial desde este fin de semana y hasta el 20 de agosto. Esto implica una mayor presión asistencial en los servicios sanitarios. Pese a ello, desde el Sindicato Médico Profesional de Asturias (Simpa) aseguran que, aunque se trata de una coyuntura perfectamente conocida por el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), ni el hospital de Arriondas ni los centros de salud de la comarca se han reforzado adecuadamente de cara a la temporada estival, pese a los esfuerzos realizados por la gerencia y los profesionales para evitar este escenario. Algo que causa enfado entre los médicos, debido a que es una situación que se repite casi cada verano durante los últimos años, pero también porque ven que otras materias, como puede ser la de seguridad, sí que se refuerzan durante estas fechas. Un ejemplo es el importante despliegue policial que existe en Arriondas y su entorno con motivo del festival Aquasella, al que acuden miles de jóvenes durante este fin de semana. Otro el dispositivo que se prepara para el Descenso del Sella y en el que participan numerosos efectivos de la Guardia Civil, policías locales o Protección Civil

Desde el Simpa cargan contra la «falta de planificación» que perciben en el Sespa y que se traduce en falta de profesionales. En el caso del hospital de Arriondas entre las unidades afectadas están la de Anestesia. «En un 90% de los casos se está forzando a los especialistas de la zona centro a que vengan a cubrir las guardias», indican. En cuanto a las operaciones programadas, muchas de ellas se están retrasando y se atienden básicamente las urgentes por falta de profesionales.

Los problemas de falta de personal afectan a otras unidades como la de Rayos o Urgencias. En la primera «una oferta de empleo lenta y poco ajustada a la plantilla real sigue sin satisfacer las necesidades de las alas». En el caso de las Urgencias no han incorporado los refuerzos de dos profesionales extra para este verano como solicitaban los sanitarios. Este hecho, sumado a las vacaciones de algunos médicos y las bajas de otros, hace que en algunas jornadas solo estén dos especialistas para atender la unidad y se tenga que llamar a algún compañero de descanso para que de forma voluntaria se incorporase de cara a reforzar el servicio.

Y es que precisamente la falta de refuerzos médicos durante el verano es un problema que vuelve a producirse cada año en la comarca. Desde el Simpa consideran que se debe derivar a profesionales de la zona centro y de las cuencas al Oriente durante estos meses, en los que en las primeras áreas hay menos presión asistencial, mientras que en la segunda ocurre lo contrario. Una medida que, según el Simpa, se debe planificar de forma adecuada y ofreciendo a los médicos, además del pago de los desplazamientos, alicientes para acudir a trabajar al Oriente. Y es que indican que esto es algo que no ocurre y por este motivo muchas de las ofertas para contratar a especialistas para el Grande Covián de Arriondas quedan desiertas, como ha sido el caso de los dos médicos que se querían incorporar para el servicio de Urgencias para este mismo verano o de otros puestos como el de supervisor de Enfermería, por citar solo alguno de ellos.

Centros de salud

Para cuando sí hay prevista incorporación de nuevos especialistas en el hospital de referencia del Oriente es en octubre, pero hasta entonces en el Simpa temen que desde el Sespa se siga «improvisando» y no se refuerce adecuadamente el personal sanitario de la comarca. Esto se traduce, dicen, además de en un incremento del tiempo que se tarda en atender a los pacientes y de las listas de espera, en una peor atención a los usuarios de la que se les podría dar si dispusiesen de los medios humanos necesarios.

En el caso de los centros de salud del Oriente, desde el Simpa apuntan a que el refuerzo para este verano «se ha reducido al mes de agosto», pese al mayor número de pacientes que registran ya en estas semanas.

Esta situación influye también en que profesionales que trabajan en la zona opten por marcharse a otras comunidades autónomas donde sus respectivos sistemas sanitarios tienen un «mejor funcionamiento» y «mejores condiciones laborales y salariales» para sus médicos.

Fotos

Vídeos