La sima más profunda de España, campo de ejercicios para el Greim

Uno de los guardias se adentra en la Torca del Cerro. / GUARDIA CIVIL

Las bajas temperaturas y la extrema humedad hacen que la angosta Torca del Cerro sea «el escenario ideal» para que los efectivos practiquen espeleosocorro

R. O. CARREÑA.

Temperaturas de en torno a los cinco grados, una humedad extrema de entre el 90% y el 100% y aperturas ínfimas y claustrofóbicas por las que es preciso abrirse paso para avanzar. El panorama no es nada seductor, sin embargo, la Torca del Cerro del Cuevón (Cabrales), la sima más profunda de España, es «el escenario ideal de entrenamiento» para los efectivos del Grupo de Rescate e Intervención en Montaña (Greim) de la Guardia Civil. De hecho, 29 de estos profesionales se encuentran estos días en la cavidad tratando de dar continuidad a un paso estrecho que constituye el principal escollo para el grupo de espeleólogos '17 picos + 17 simas' a la hora de alcanzar el final de la oquedad, a 1.589 metros de profundidad.

Al mismo tiempo, los profesionales, llegados desde diferentes puntos de España y que permanecerán en la Torca del Cerro hasta el viernes, aprovechan para «extraer provechosos conocimientos que podrán ser utilizados en posibles accidentes de espeleología», indicaban ayer fuentes del instituto armado. Para completar con garantías y seguridad su misión, los agentes se dividieron en siete equipos de trabajo diferenciados, con una misión específica cada uno.

Tanto el material como los efectivos fueron transportados en helicóptero hasta la boca de la sima, donde se estableció el puesto de mando del dispositivo, que se comunica con el interior mediante el sistema 'Nikola', cuya señal se transmite a través de las ondas que se propagan por la tierra. Está previsto que hoy entren tres nuevos equipos a la cavidad para colaborar con los que ya se encuentran dentro.

Fotos

Vídeos