Simulaciones para adaptar el Parque al cambio climático

G. P. CANGAS DE ONÍS.

Diseñar infraestructuras verdes para atajar el cambio climático dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa. Con ese fin trabajarán hasta el próximo mes de junio los responsables de Ivercam, un proyecto del Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria y la Fundación Biodiversidad. Desde el pasado septiembre, el equipo científico estudia los mecanismos de adaptación al cambio climático en Picos y otros dos parques nacionales de España: Guadarrama y Sierra Nevada. Las soluciones que los expertos plantean se basan en ecosistemas que permitirían utilizar los propios mecanismos de la naturaleza como «resiliencia» al cambio climático. «Una de las principales soluciones va a ser el diseño de infraestructuras verdes, que pueden ser restauraciones de zonas de ribera, restauraciones de ladera, promoción de bosque en determinadas zonas y laderas», señaló a Efe el investigador de IH Cantabria, José Barquín.

El proyecto prevé la realización de una serie de simulaciones climáticas para valorar cuál es el efecto de los cambios en las precipitaciones y las temperaturas en cada uno de los parques nacionales del estudio. «En ese escenario se puede valorar qué pasaría en 2050 si no se hace nada diferente a lo que estamos haciendo. Lo comparamos con un escenario en el que incrementamos las infraestructuras verdes y lo contrastamos en cuanto a términos de cantidad de agua, de calidad de agua y de repercusión sobre la biodiversidad. Así se puede ver cuál es el efecto de invertir en infraestructuras verdes versus no hacer nada», destacó el investigador.

La intención de los responsables del proyecto es visitar cada uno de los parques y «sentarse» con los gestores, los directores y los técnicos de para mostrarles los modelos y diseñar las infraestructuras verdes necesarias para adaptarse de una forma más eficaz al cambio climático. Entre las propuestas figuran bosques de ribera, llanuras de inundación, bosques de ladera y setos.

«Nuestro trabajo es una especie de ayuda para la toma de decisiones por los gestores de los parques. Hacemos toda la parte de modelado y mostramos resultados, y luego está en su mano decidir si lo quieren o no implementar», indicó Barquín.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos