Una sociedad de cazadores denuncia ante la Fiscalía la batida de jabalíes de Amieva

«No fue un control selectivo de la población de jabalíes por los daños», asegura el abogado de la sociedad cinegética

L. CASTRO SAMES.

El pasado jueves fueron abatidos cuatro jabalíes en Amieva, fruto del acuerdo alcanzado -según indicó el concejal de Ganadería, Alberto Suárez- entre el equipo de gobierno local y la Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente y que se repetirá los próximos dos jueves de este mes.

Una medida que ha llevado a la sociedad de cazadores Sierra de Borde, colectivo que impugnó la propuesta para la creación de la futura reserva regional de Amieva el pasado mes de febrero, a denunciar la cacería ante la Fiscalía de Asturias por considerar que se infringieron varias leyes, con la supuesta comisión de delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación y delitos medioambientales por furtivismo.

Según explicó el abogado de esta sociedad cinegética, el terreno está vedado por ley desde el momento en el que se inició el expediente, a propuesta del Principado, de cambio de coto regional a reserva de caza.

Además, agregó el letrado de Sierra de Borde, «está taxativamente prohibida la caza colectiva del jabalí en periodo de reproducción y cría de las especies. La batida del pasado jueves ha afectado a la riqueza cinegética y al medio ambiente con la muerte de cuatro jabalíes». Por tanto, continuó, «nos encontramos ante una suma de irregularidades que nos han obligado a denunciar estos hechos» ante el Ministerio Fiscal.

El concejal de ganadería de Amieva defendió la semana pasada la importancia de esta cacería para reducir los daños que había causado la especie en las cercanías de los pueblos de Amieva, donde «campan a sus anchas» al haber menor presencia de lobos en estas zonas. Unas declaraciones que, no obstante, no contentan a la sociedad de cazadores Sierra de Borde que consideran que «no se trató de un control selectivo de la población por daños».

La guardería «no participó»

El abogado del colectivo negó asimismo que la batida del pasado jueves -tal y como aseguró el concejal de Ganadería- fuera realizada por miembros de la Guardería del Principado, aunque afirmó que sí la supervisaron. «Fue realizada por cazadores locales a los que, por cierto, se les cobró el abatimiento de esas cuatro piezas», aseguró.

Por tanto, incidió el abogado de la sociedad de cazadores, «será necesario determinar quién creó esa lista de participantes y saber si quienes figuran en ella, estaban informados de todas las irregularidades que se iban a cometer y aun así lo hicieron».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos