De Tampa a Colombres, por su linaje

Los descendientes de emigrantes asturianos en el Archivo de Indianos, en Colombres. /  JUAN LLACA
Los descendientes de emigrantes asturianos en el Archivo de Indianos, en Colombres. / JUAN LLACA

«Queremos reforzar las conexiones con Asturias», explicó el director de la Casa de España en FloridaDescendientes americanos de emigrantes asturianos visitan el Archivo de Indianos

LAURA CASTRO COLOMBRES.

Llegaron a Colombres para seguir las huellas de sus antepasados y muchos lograron verlos de nuevo a través de las fotografías que se conservan en el Archivo de Indianos. Una comitiva de Tampa de doce personas, encabezada por Anthony Carreño, director de la Casa de España en la ciudad floridana, visitó ayer la capital ribadedense para revivir sus orígenes. «Somos la tercera y cuarta generación de aquellos asturianos que vieron en Estados Unidos una oportunidad para mejorar», explicó Carreño, invadido por la emoción a pesar de ser la quinta vez que visita el Archivo de Indianos y la décima que está en Asturias.

Sus abuelos paternos se conocieron en Tampa. Ella, de Grao, había viajado al continente americano en busca de una vida mejor junto a su marido y su hija, pero una epidemia de fiebre amarilla le arrebató a su familia dos años después de haberse mudado a la ciudad floridana. Él, de Valdés, llegó a Estados Unidos solo para labrarse un futuro. «Fue muy duro para ambos, pero por suerte se encontraron y formaron una nueva vida juntos», señaló Carreño, quien desde 1974, cuando realizó su primer viaje a Asturias, no ha dejado de caminar sobre las huellas de sus antepasados.

De hecho, fue él quien animó a sus amigos y conocidos de la Casa de España en Tampa a estudiar sus orígenes y recuperar la historia de sus linajes. «Me siento como en casa», confirmó Cathy Varon, quien nació en el Centro Asturiano de la ciudad floridana. Tras la muerte de su madre, Varon hizo acopio de toda la documentación que encontró de su familia y localizó a varios primos en Oviedo y en Grao con los que mantiene contacto desde el año 2010. «Es muy emocionante para mí estar aquí, pues había viajado a Asturias, pero nunca visité el Archivo de Indianos. Ver todos estos documentos y fotografías me conmueve», confesó la tampense.

La Casa de España y el Centro Asturiano llegaron a sumar más de 14.000 socios

Algunos no podían contener las lágrimas al hablar de la historia de su familia y otros señalaban orgullosos a sus seres queridos en las fotografías del Centro Asturiano que se exponen en una de las salas del museo de Colombres. «Esto es increíble, siento un cariño enorme», expresó Sonia Peláez Siclaer. Sus abuelos paternos eran de Avilés y Grao y los maternos de Santoseso. «Nací en el Centro Asturiano de Tampa y mis hijos también», afirmó Peláez, para concluir que «la historia de nuestras familias es muy especial. Son vidas que hablan de sacrificio, de lucha y debemos conservar sus relatos».

Una idea por la que Carreño apuesta con firmeza. «Queremos reforzar las conexiones entre Tampa y Asturias. Allí hay muchos descendientes de emigrantes de esta región y sería muy significativo para ellos poder conocer sus orígenes», explicó el director de la Casa de España. Junto al Centro Asturiano de Tampa, llegaron a sumar más de 14.000 socios en los años cuarenta y cincuenta. «Había una colonia muy importante que ha dejado sus huellas por toda la ciudad. Nosotros somos un claro ejemplo, pues nos hicimos amigos en la niñez gracias a que nos criamos en los barrios españoles de Tampa, focos de cultura de la emigración», señaló Carreño.

La comitiva norteamericana no solo visitará Colombres esta semana, sino que recorrerá toda la región. Conocer el origen de sus antepasados incluye explorar su cultura a través de antiguas fotografías y documentos, pero también a través de una imagen viva de Asturias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos