De Tereñes a Roma en cinco días a bordo de una vespa

José Daniel Martino, Emilio Pérez-Abad y María Luisa Fernández, con sus respectivos vehículos /  E. C.
José Daniel Martino, Emilio Pérez-Abad y María Luisa Fernández, con sus respectivos vehículos / E. C.

José Daniel Martino y Emilio Pérez-Abad llevaban años planeando esta aventura, en la que les acompaña María Luisa Fernández como apoyo Dos riosellanos pretenden recorrer así los 2.100 kilómetros que les separan de la ciudad eterna

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La Vespa, la mítica moto italiana, regresará este mes a sus orígenes transalpinos de la mano de dos riosellanos que han decidido colocarse el casco y enfundarse el mono para recorrer los más de 2.000 kilómetros de carretera que separan la localidad riosellana de Tereñes de Roma. José Daniel Martino Capín y Emilio Pérez-Abad García-Conde pusieron ayer rumbo a la ciudad eterna sobre dos Vespas de 30 y 22 años respectivamente.

Lo suyo es pura afición por las dos ruedas y en especial por este modelo de motocicleta. No lo hacen por ninguna otra motivación. «Lo teníamos pensado desde hace mucho tiempo. El año pasado le pusimos fecha, el 11 de junio de 2018, y ese día ha llegado, así que, aunque el tiempo no sea el mejor, aquí estamos», señaló Pérez-Abad.

Los dos amigos piensan recorrer los 2.100 kilómetros de distancia en cinco días de ruta. Se han marcado una semana para llegar a Roma, «contando siempre con dos jornadas de colchón ante cualquier imprevisto que pueda surgir», otros siete días para estar en Italia y siete más para volver. Recorrerán alrededor de 400 kilómetros al día y sin pisar autopistas, siempre por carreteras nacionales. La primera etapa les llevará al entorno de Irún, la segunda a los alrededores de Toulouse, la tercera a Marsella, la cuarta a Génova y la quinta a Roma. En total, tres semanas en las que recorrerán la Costa Azul, la costa del Mar de Liguria y toda la costa mediterránea, porque una vez instalados en Roma, también piensan bajar a Sorrento y Capri.

Como tampoco se consideran unos arriesgados aventureros, el recorrido lo harán con una autocaravana de apoyo con la que estarán permanentemente conectados y «con la que nos veremos al final de cada etapa». La conductora de este particular vehículo de asistencia será María Luisa Fernández, 'Marisa'. Y salvo que queden cansados de sus monturas, esperan regresar también a Ribadesella en Vespa, alternando las paradas en lugares diferentes a los de la ida. Esperan estar de regreso el 29 ó 30 de junio. «Ésta es una ilusión que tenemos desde hace años y que por fin vemos cumplida», añadió José Daniel Martino.

Los tres se reunieron ayer Tereñes, donde customizaron sus vespas con unos carteles en los que pueden leerse los nombres de Ribadesella y Roma con sus respectivos escudos y las banderas de España e Italia. Allí les esperaba José María González Varas 'Chichi', presidente del Club Vespa Ribadesella, colectivo al que pertenecen y del que, además, son socios fundadores. En la despedida tampoco faltaron amigos y conocidos que acudieron para desearles suerte en esta ocurrente correría en motocicleta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos