El tiempo «machaca» los 'Cubos de la memoria' de Llanes

Algunos de los bloques presentan pintadas. / NEL ACEBAL

Los visitantes de Llanes reclaman su rehabilitación | Los turistas también echan en falta paneles informativos para entender el porqué de la obra de Ibarrola a lo largo del paseo

LAURA CASTRO LLANES.

Decepcionados. Así se sienten algunos turistas al ver los 'Cubos de la memoria' de Ibarrola. Las comparaciones son odiosas y llegan a Llanes con la fotografía publicitaria en sus cabezas pero se encuentran una imagen completamente diferente. «Están descoloridos. Se les nota el paso del tiempo y no precisamente para bien. Cada verano que venimos están peor que el anterior», opinaban Ángel Castellano y su mujer Paloma Sánchez, hace unos días. Estos madrileños veranean habitualmente en el Oriente de Asturias y con ésta, ya van más de seis visitas a la villa llanisca. «Es una pena, porque es uno de los principales reclamos turísticos de la comarca», concretaron.

Es innegable que los bloques de hormigón ya no lucen como hace dieciséis años, cuando la obra de Ibarrola se convirtió en todo un emblema de la villa. «La primera vez que los vi fue hace doce años y de lo que eran a lo que son apenas queda el recuerdo. El color tan vivo que tenían ya no está. El tiempo, el sol y el mar los están machacando», explicó José Luis Ruiz. Este burgalés no dudó a la hora de afirmar que «han perdido su brillo». El cantábrico y los fuertes oleajes que caracterizan la costa asturiana, especialmente en la época más invernal, han barrido los colores de unos cubos que en su día iluminaban el paseo de la lonja. La pintura especial por la que apostaron Ibarrola y el Consistorio llanisco no ha sido lo suficientemente fuerte como para aguantar y su memoria no ha resultado ser tan imborrable como se esperaba en un principio.

«Necesitan un lavado de cara urgente», entienden los turistas. Luis López, Delfina Revolosa y Luis Luque Revolosa llegaron de Madrid el pasado lunes con destino Nueva de Llanes para disfrutar de unos días de vacaciones y no dudaron en visitar la capital del concejo, tras las recomendaciones de sus amigos y familiares. «Nos dijeron que era un pueblo precioso y que había una obra en el puerto que nos iba a encantar. Lo cierto es que nos ha impresionado, pero creo que está muy mal conservada y es una pena», apuntó la madrileña.

También animados por su familia, Melody Barberá y Saúl Juan llegaron a Llanes acompañados por sus perros y dispuestos a llevarse la típica foto de recuerdo con los cubos. «Mis padres nos dijeron que eran muy bonitos y coloridos, pero nos han decepcionado un poco», reconocía Barberá. Esta pareja alojada en Las Rozas, entre Cangas de Onís y el concejo de Parres, se fue con la sensación de haber visto «una idea original» que les dejó con un sabor de boca «agridulce, porque el deterioro hace que parezca que está inacabada».

«No entendemos la obra»

Junto a la visión general del «escaso» mantenimiento de los 'Cubos de la memoria', quienes visitan Llanes se quejan de la falta de apoyo informativo para entender la obra de Ibarrola. «Nos da la sensación de que rompen con el paisaje y tal y como están estropean las vistas», criticaron los jienenses Maribel Moreno y Antonio Beltrán.

Tras contarles la historia de los bloques de hormigón y lo que representan, Moreno aseguró que «hace falta un cartel explicativo. Los que somos de fuera no entendemos la obra, solo vemos un montón de cubos pintados con colores sin ninguna relación con el pueblo». Una idea que compartía Beltrán, quien añadió que «sin contexto es imposible entender el porqué» del conjunto. «La explicación es muy bonita, no entendemos que no haya un panel informativo», concluyeron.

Más noticias

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos