Las trabajadoras piden «luchar codo con codo» por la residencia

L. RAMOS LLANES.

Después de varios días teniendo que «oír por la calle y leer en redes sociales» todo tipo de comentarios y rumores sobre el futuro de la Fundación Faustino Sobrino, un grupo de auxiliares de geriatría de la residencia llanisca han decidido romper su silencio. Mediante un comunicado, las trabajadoras manifestaban ayer que «no hay otra alternativa que la de luchar todos, empleados, directivos y patronos, codo con codo como una sola persona, con el convencimiento de que se puede superar la adversidad y triunfar».

En este sentido, afearon que «quien escurre el bulto o rema a contracorriente traiciona a los demás», en referencia a lo que consideran «una minoría de descontentas con el cambio que no quieren darse por enteradas de la situación que atraviesa la residencia» y que, a su parecer, «atacando solo consiguen crear una imagen negativa del centro. Ellas sabrán los intereses que les mueven para traicionar a sus compañeras destrozando un prestigio que es básico», lamentaron las auxiliares.

Finalmente, recalcaron en su escrito que «en nuestras manos está nuestro futuro y actuaremos con decisión, dedicación y honestidad en busca de un mañana con el esfuerzo de todas».

Fotos

Vídeos