La tradición inunda el centro llanisco

Cientos de personas se pasearon por el centro histórico de Llanes para disfrutar del mercado. / NEL ACEBAL
Cientos de personas se pasearon por el centro histórico de Llanes para disfrutar del mercado. / NEL ACEBAL

Ochenta puestos, actuaciones de música y danza y actividades infantiles protagonizan el XV Mercáu del Bando de la Magdalena

L. RAMOS LLANES.

Tras más de 65 años fabricando madreñas con sus propias manos, Alejandro Rodríguez es capaz de convertir un tronco de madera en este típico calzado de la montaña con los ojos cerrados. Verle trabajar, con serenidad y mimo, como si en vez de madera acariciase a un bebé, es una delicia, y por eso eran muchos los llaniscos y visitantes que ayer se paraban ante su puesto del XV Mercáu Tradicional de La Magdalena. Pero este langreano no es el único artesano que este fin de semana comparte su oficio y pasión con desconocidos, pues en este mercado con el que el bando llanisco obtiene financiación para sus fiestas también tienen sitio cesteros, hilanderas, canteros, alfareros y trabajadores del cuero, la madera y el azabache, entre otros.

En total, son ochenta puestos artesanos en los que, además de aprender los oficios de nuestros mayores, se pueden adquirir todo tipo de objetos, desde delicadas joyas a sillas de forja, pasando por cosmética natural, juguetes para los más pequeños o mantas de auténtica lana para el invierno. Y como cualquier mercado que se precie no puede carecer de puestos en los que reponer energías y dar rienda suelta al llambión que todo buen asturiano lleva dentro, la oferta de dulces y platos asturianos es extensa. No falta, tampoco, la sidra. Jugo que cualquiera puede aprender a elaborar gracias al lagar en miniatura presente en el mercado. El pequeño leonés Andrés de la Iglesia, de seis años, probaba suerte ayer, reconociendo «lo difícil» que es mayar bien las manzanas.

«Estamos encantados con la acogida de la gente, que todos los años se vuelca con nosotros», manifestaba Inés Corces, del Bando de La Magdalena. La suya, agregó, es ya «una cita muy conocida dentro del mundo de la artesanía, incluso tenemos lista de espera, pues son muchos los artesanos que quieren poner aquí su puesto».

La jornada la completaron los juegos tradicionales y la actuación del grupo infantil de bailes del bando por la tarde, así como la música folk que trajeron, por tercer año, Los Collacios, ya de noche. El mercado continúa hoy, último día.

Temas

Llanes

Fotos

Vídeos