El GPS traiciona a los camiones en Ribadesella

El camión que quedó atrapado el lunes en Camangu.
El camión que quedó atrapado el lunes en Camangu. / J. GARCÍA

El lunes un trailer de 16 metros necesitó dos horas y múltiples maniobras para poder salir de los estrechos caminos de Camangu

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Los vecinos de Camangu quieren que el Ayuntamiento de Ribadesella aporte soluciones para evitar el paso de vehículos pesados por sus calles. El último suceso de estas características lo sufrieron este lunes cuando un trailer de 16 metros de largo y cinco ejes se adentró por los estrechos caminos del pueblo. La operación de salida se prolongó durante mas de dos horas y requirió múltiples maniobras. La vecindad está cansada de soportar este tipo de situaciones, cada vez más frecuentes debido al uso de navegadores GPS para orientarse en carreteras desconocidas.

El camión que el lunes cruzó los caminos de Cuerres se dirigía al almacén de materiales de construcción situado en la localidad de Camangu, a pie de carretera, en la comarcal AS-263, que une Ribadesella y Llanes. El navegador dirigió al conductor hacia la salida existente en la A-8 a la altura del parque empresarial de Guadamía «y en cuanto dan las dos primeras curvas de arriba ya no hay marcha atrás, se ven obligados a seguir hacia delante», explicó Alberto Pérez, vecino de la localidad. «El principal problema es bajar la cuesta de La Vallina, porque en cuanto llega a la plazoleta hay camino de sobra para salir a la carretera general», añadió.

No es la primera vez que esto ocurre. Alberto Pérez ha presenciado al menos cinco casos similares en los últimos meses. Una de ellas tuvo como protagonista a un autobús cargado de niños «que venían a participar a una prueba de atletismo a Nueva de Llanes y que se encontró con muchos más problemas para girar que un camión». Otra, a un camión-góndola que portaba una pala excavadora y «se vio obligado a descargar la máquina para completar las maniobras sin volcar».

Este vecino reclamó del Ayuntamiento la colocación de una señal que prohiba el tránsito de este tipo de vehículos por ese acceso. «Fue una petición verbal, no escrita, y me aseguraron que lo iban a estudiar. Si se puede hacer, que se haga. De lo contrario, que sigan bajando, pero el día que uno quede trabado a ver cómo lo sacan. Tendrán que llamar a un helicóptero», añadió Alberto Pérez. De momento, que sepan los vecinos, no ha habido respuesta.

Además, el paso de estos vehículos está generando problemas añadidos a la vecindad. En concreto, daños en algunas propiedades privadas. El trailer que atravesó Camangu este lunes tiró parte de un muro que delimita una finca particular. «Como no coge, hay un paso en el que se tiene que subir por encima del muro. Así que un camión de estas dimensiones, con cabeza tractora y tres ejes atrás se tiene que hacer paso como pueda», explicó Pérez.

El riosellano aprovechó también para volver a reclamar la mejora y acondicionamiento del Camino de Santiago a su paso por la localidad, «muy encharcado» después de las últimas lluvias. «Está fatal, porque con todo lo que llovió no se quitaron los charcos en todo el verano. Ahí está para verlo. El agua no se quita y hay tres pozos muy grandes, obligando a los caminantes a salirse del camino y atravesar los praos», añadió.

Fotos

Vídeos