El Tribunal Superior de Justicia anula en parte la ordenanza del taxi de Piloña

El alcalde, Iván Allende, indica que el auto solo afecta a un artículo de la normativa y asevera que ésta seguirá vigente en el concejo

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) ha estimado el recurso presentado por varios taxistas del concejo de Piloña frente al acuerdo plenario del Consistorio del pasado 24 de noviembre de 2016. En dicha sesión se rechazaron las alegaciones presentadas por los interesados y se aprobó definitivamente la ordenanza municipal del taxi, «pese a la queja de nulidad del artículo 26.4».

Este apartado indica que «los auto-taxis se estacionarán en los puntos de parada que a cada uno corresponda, debiendo garantizarse el servicio desde las 9 hasta las 22 horas, y durante todos los días del año, excepto aquellos que les corresponda el descanso semanal o anual». Señala también que «los vehículos que pertenezcan a una cooperativa estarán autorizados para estacionar en cualquier parada del concejo, siempre que dicha organización disponga al menos de una licencia en esa parada».

El TSJA ha anulado ahora este precepto, imponiendo las cosas a la parte demandada hasta un máximo de mil euros. El alcalde de Piloña, Iván Allende, señaló ayer que la ordenanza «continuará vigente como hasta la fecha, con la única excepción del artículo anulado».

La aprobación de la normativa tuvo lugar con los votos favorables de los socialistas y el del edil de Vecinos Independientes por Piloña. Desde el PP, su portavoz, Teresa González, advirtió de que varios taxistas no estaban de acuerdo con la ordenanza y que habían presentado varias alegaciones al considerar que restringía la libre competencia y les abocaba a graves pérdidas económicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos