«Vamos dos veces por semana y los cerramos, pero se vuelven a poner»

LAURA CASTRO CANGAS DE ONÍS.

El alcalde de Cangas de Onís, el popular José Manuel González, explicaba ayer las dificultades que se encuentra este ayuntamiento para erradicar a los chiringuitos ilegales de la margen del Sella perteneciente a este municipio. «Solemos ir dos veces a la semana con la Policía Local y el personal de Obras del Ayuntamiento para controlar y clausurar los chiringuitos ilegales que hay, que fue lo que acordamos en las reuniones con los demás ayuntamientos y lo estamos haciendo. Pero no tenemos personal para estar todos los días vigilando el río», explicaba el alcalde cangués.

Pese a esta falta de medios humanos, González recalca que «sí se ha intensificado el control respecto a años anteriores». «Siempre que vamos clausuramos dos o tres chiringuitos ilegales. Pero lo saben y llevan la bebida del día y a los 3 días se vuelven a poner», explicaba el regidor, quien añade que «seguimos trabajando en ello y controlándolo, pero es complicado porque no tenemos suficiente personal».

Fotos

Vídeos