«Vamos a hacer una Virgen igual que la que tiraron»

Carlos Cardín con una de sus tallas en 2016 en la Feria de Muestras. / E. C.

El cantero Carlos Cardín elaborará de nuevo la imagen para que sea colocada por los montañeros en la cima del Urriellu

TERRY BASTERRA CANGAS DE ONÍS.

La cima del Urriellu volverá a estar presidida por la Virgen de las Nieves. Las personas que colocaron la última imagen en junio de 2014, dentro de la iniciativa Pedaladas Solidarias, tienen pensado llevar hasta el Naranjo de Bulnes una nueva recreación. La pieza va a ser similar a la que ha aparecido destruida estos días en la base de la cara oeste del Picu después de que algún escalador irrespetuoso la lanzara al vacío tras llevársela de la cima más conocida de la región.

El encargado de crear esta obra va a ser Carlos Cardín, el mismo maestro cantero que ya realizó la imagen colocada en 2014. «Vamos a hacer una Virgen de las Nieves igual que la que tiraron», explicaba ayer este artesano. La pieza tendrá, como su predecesora, 13 kilos de peso y medirá cerca de 30 centímetros. Estará realizada en piedra caliza gris, la misma de la que está compuesto el Urriellu.

«Este tipo de tallas en el mercado tienen un valor que ronda los 1.500 euros, pero como la vez anterior, la vamos a donar. Uno se siente bien haciendo estas cosas y también hay que tener en cuenta el esfuerzo que hace la gente que la sube hasta allí arriba», aseguraba este cantero con taller en la localidad canguesa de Las Rozas y quien no acaba de entender cómo alguien pudo destruir la anterior Virgen de las Nieves. «Pensaba que en la montaña no había gente de este tipo, pero veo que me equivoqué y alguno sí que hay», lamentaba ayer.

Cardín comenzará en próximas fechas a elaborar la nueva pieza. Una vez empiece a trabajar en ella estima que tardará cerca de dos semanas en tenerla lista. Después quedará que los integrantes de la iniciativa Pedaladas Solidarias organicen una nueva ascensión para colocar a la Virgen de las Nieves en la cima del Urriellu para que vuelva a recibir a los miles de montañeros que ascienden a esta cumbre.

Su morada desde 1954

La pieza que va a tallar Carlos Cardín será la quinta Virgen de las Nieves que haga de la cima del Pico su morada. La primera se colocó en 1954 para conmemorar los 50 años de la primera ascensión realizada por Pedro Pidal y Gregorio Pérez 'El Cainejo'. Pesaba 50 kilos.

En los 70 esta imagen fue sustituida por otra de menor peso y tamaño. Desapareció en 2010. Ese mismo año se subió otra recreación que también fue retirada de la cima por un desconocido. En 2014 Pedaladas Solidarias colocó la que fue destruida hace unos días por alguien que no respeta el cariño que tienen a esta Virgen la mayor parte de los escaladores que coronan el Naranjo de Bulnes, independientemente de sus creencias religiosas. Y es que la Virgen de las Nieves se había convertido con el paso de los años en uno de los símbolos de esta montaña, montaña en cuya cumbre volverá a descansar en los próximos meses.

Fotos

Vídeos