Los vecinos de Naves plantan una hoguera en la víspera de San Antolín

Los mozos de Naves en pleno esfuerzo para plantar la hoguera por las fiestas de San Antolín. / A. G.
Los mozos de Naves en pleno esfuerzo para plantar la hoguera por las fiestas de San Antolín. / A. G.

Hoy se celebra el día grande con pasacalles de gaiteros y un mariachi, misa, procesión, bailes regionales, danza prima y comida en el Castañedu

G. F. B. LLANES.

Los vecinos de la localidad llanisca de Naves iniciaban en la tarde de ayer los festejos en honor a San Antolín con la plantación de la hoguera en la finca de La Portilla, un eucalipto de 37 metros de largo y 1.200 kilos de peso. Jaleados por medio centenar de mozas ataviadas de llanisca y acompañados por Santi Galguera a la gaita y Manuel Fernández al tambor, los plantadores utilizaron la fuerza de sus brazos y la ayuda de varios 'jorquetos' para poner el árbol en posición vertical. En la cima del eucalipto habían colocado las banderas de España y Asturias.

La lluvia hizo acto de presencia y la gente se resguardó. Por un momento se temió que no pudiese concluirse la plantación del eucalipto, pero por fortuna escampó y el gran árbol quedó colocado mirando al cielo.

Al término del ancestral rito, tenía lugar la tradicional carrera de burros en la que los jumentos debían completar varias vueltas a la gran finca de La Casona. Y, antes de la verbena, la tarde concluía en Naves con el ensayo en la Bolera de los bailes que hoy se van a interpretar en el día grande de los festejos: el Trepeletré, la Danza del Señor San Pedro, el Fandango, las jotas de Cadavedo y el Cuera y el Pericote.

Hoy, desde las 11 horas, habrá pasacalles a cargo de las gaitas del grupo 'Los indianos de la maleta al agua' y del mariachi 'Hispanoamérica'; misa solemne; procesión, bailes regionales en la Bolera; Danza Prima; comida en el Castañedu; romería a la antigua usanza, seguida de la suelta del Toro de Fuego y el disparo de fuegos artificiales y verbena con dos orquestas.

Fotos

Vídeos