Los vecinos de la zona rural recogerán firmas para conservar la plaza de abastos

Ángel Somoano, ayer ante la plaza de abastos de Ribadesella./
Ángel Somoano, ayer ante la plaza de abastos de Ribadesella.

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

La Asociación de Vecinos de la Zona Rural del concejo de Ribadesella piensa iniciar una campaña de recogida de firmas en su defensa, para evitar esa demolición. «Somos conscientes de que el campo está en decadencia, pero como todos vamos a seguir comiendo, seguro que se va a seguir cultivando la tierra, cuyos productos necesitan de un lugar donde puedan venderse», explicaba ayer Ángel Somoano, vicepresidente de la asociación.

Somoano insistió en su defensa de la rehabilitación del edificio para trasladar a este lugar y su entorno el mercado semanal de la villa. Desde la zona rural proponen recuperarlo, suprimiendo todo aquello que «lo afea». Es decir, los cierres y ampliaciones a las que fue sometido en su momento. Solo aceptará su demolición si los informes técnicos que se han encargado así lo recomiendan. «Si el edificio está para demoler por problemas de seguridad, poco hay que decir», añadió. Lo que no comparten en la asociación es la convocatoria de una consulta popular para que los vecinos decidan sobre su futuro, «porque entonces habría que convocar consultas para todo». Ahora bien, si se convoca participarán en ella.

La alcaldesa, Charo Fernández, aclaró que los informes técnicos sobre el estado de conservación de la plaza de abastos aún no se han concluido. «Se van a demorar un par de meses, porque deben ser exhaustivos y necesitan de algún tratamiento en laboratorio», explicó. No obstante, confirmó que Foro ha apostado por su desaparición para «añadirle valor a esa zona. La plaza de abastos no supone ninguna ventaja, puesto que no es útil para lo que pensamos que tiene que haber ahí, que es un lugar para la reunión de los riosellanos. Pero ni su estado ni su capacidad pueden dar respuesta a esa necesidad», añadió.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos