Venden 4.000 kilos de queso en la muestra celebrada en Llanes

La Muestra de Quesos de Llanes recibió a miles de personas que agotaron las piezas a la venta. / N. ACEBAL
La Muestra de Quesos de Llanes recibió a miles de personas que agotaron las piezas a la venta. / N. ACEBAL

«Año tras año aumentan las ventas. Es una de las citas más importantes del año para los productores», destaca el edil de Ganadería, Javier Martínez

TERRY BASTERRA LLANES.

A pesar de que ayer cumplió su trigésima edición sigue en crecimiento y los resultados cada año son mejores. La Muestra de Quesos del Oriente de Asturias, celebrada en Llanes, volvió a ser un año más un éxito de público y ventas. La jornada, que amaneció nublada, hizo que miles de personas optasen por acudir a la villa llanisca, en lugar de a las playas del concejo, y no dudaron en acercarse por la plaza de Santa Ana. Allí había cerca de una veintena de expositores de quesos que pusieron a la venta más de 4.000 kilos de distintas variedades de este producto, según los datos ofrecidos por el Ayuntamiento llanisco, organizador de la cita.

Queserías como la de Valle Mijares, que elabora piezas de la variedad de Vidiago, tuvieron que ir a por más género al filo de las 13.30 horas ya que estaban agotando las existencias con las que habían acudido a la feria para ponerlas a la venta. «En la muestra de Llanes se vende muy bien. Y este año aún mejor porque el día nublado, pero sin lluvia, ha hecho que venga todavía más gente que en ediciones anteriores», explicaba Maite Gay desde el mostrador mientras preparaba una pieza para un cliente. En cuanto al queso de este año, «esta más suave», algo en lo que han podido influir las condiciones climatológicas de estos últimos meses.

Desde la localidad de Bueres, en el concejo de Caso, llegaba Cristina Cubillas, de la quesería Viejo Mundo, que puso a la venta tres variedades distintas de elaboración propia: el casín; el Viejo Mundo, que recibió el premio al mejor queso de Asturias el pasado septiembre en la XXVII Sinfonía de Morcín, galardón que recibieron de manos de José Andrés, y el de cerveza, una nueva variedad creada este año que destacaba por su fuerte sabor. «Por el ritmo que llevo me voy a quedar sin queso. Ya me pasó el año pasado. Esta vez he traído más y se está vendiendo también muy bien», explicaba Cubillas.

En la muestra de Llanes no faltaron variedades autóctonas de Llanes y del resto de la comarca orienta, como los quesos de Porrúa, Pría, Vidiago, Beyos, Cabrales o Gamonéu. Estos últimos era los que vendía Isabel Valle, de la Quesería La Solana, asentada en la localidad de Nieda, en Cangas de Onís. Valle apuntaba que este año han incrementado la producción y también que debido a la humedad de estas últimas semanas está costando un poco más que este queso ahumado madure. Pese a ello lo están consiguiendo.

Javier Martínez, concejal de Ganadería de Llanes, destacaba que «año tras año aumentan las ventas en esta feria», que se ha convertido a lo largo de estos 30 años «en una de las citas más importantes del año para los productores», debido a los buenos resultados que obtienen en esta muestra.

Temas

Llanes

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos