Villamayor devuelve a la Santina a su cueva blindada

La Virgen en la misa oficiada por el párroco Luis Marino Fernández. / E. C.
La Virgen en la misa oficiada por el párroco Luis Marino Fernández. / E. C.

La parroquia rural piloñesa celebró una misa de campaña en la que instó a respetar la imagen «más allá de posiciones religiosas»

ENRIQUE CARBALLEIRA INFIESTO.

La Virgen del Chorrón volvió ayer a su lugar de privilegio en el área recreativa homónima situada en la parroquia rural piloñesa de Villamayor. Tras los actos vandálicos que acabaron con la Santina, ayer era un día para la celebración y, aprovechando la soleada mañana de domingo, un nutrido grupo de vecinos, con el presidente de la entidad, Andrés Rojo, a la cabeza, tomó parte en la misa de campaña que se ofició a la una y media de la tarde. La eucaristía sirvió para devolver la imagen a su emplazamiento y para depositar sobre ella la bendición.

La figura, réplica de la Virgen de Covadonga, vuelve ahora a su pequeña cueva de El Chorrón en condiciones de mayor seguridad. La Santina se blinda para tratar de evitar los actos vandálicos que ya sufrió en dos ocasiones, el último de ellos el pasado 30 de diciembre, cuando la imagen apareció decapitada por segunda vez. Apenas seis meses antes, en junio, la imagen sufrió el mismo ataque. Andrés Rojo reclamó durante la inauguración de ayer el cese de este tipo de ataques contra una figura que representa un bien patrimonial y cultural para la parroquia, «más allá de posiciones religiosas». En su opinión, «la imagen no estorba a nadie y las creencias o no creencias no pueden servir de justificación para emprender estos ataques contra ella, el que no quiera que no la mire». Los ataques a la imagen de la Virgen de Covadonga no son exclusivos de Villamayor, también en Ribadesella se han registrado reiterados destrozos y decapitaciones, el último en marzo.

Ante esta obsesión que la figura parece despertar entre los vándalos, la solidaridad de muchos vecinos y visitantes llegados desde otros puntos del país no se hizo esperar en Villamayor. Según explicaba ayer Andrés Rojo, la parroquia rural «ha recibido incluso llamadas desde Andalucía, personas que habían venido a pasar las vacaciones y habían disfrutado de la zona y su ruta». Ofrecimientos continuos de ayuda para proteger la figura que se concretaron, sin embargo, en la misma parroquia. De esta forma, la empresa Telecristal ha instalado un cristal blindado que protegerá la imagen, que también estará resguardada por una verja metálica, colocada por José Antonio Sánchez.

Este área recreativa piloñesa, de reciente construcción, ha supuesto un importante espaldarazo para la promoción de Villamayor. Para acceder a la zona basta con cubrir una ruta a pie, muy asequible para todos los caminantes que buscan pasar un día de asueto en plena naturaleza y en un entorno de gran belleza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos