Los visitantes al Parque aumentaron un 8,9% en la vertiente asturiana de Cabrales

G. P. /N. B. CANGAS DE ONÍS / LEÓN.

La sesión plenaria del Patronato del Parque Nacional de Picos de Europa fue ayer escenario de análisis sobre los datos registrados en el espacio protegido durante el año que ahora termina y, sobre todo, de definición de acciones de cara al centenario de 2018. En este ejercicio, los Picos recibieron un total de 1.950.679 visitantes, con un aumento del 8,92 por ciento en la zona asturiana de Cabrales. El mayor tirón respecto a 2016 procede, no obstante, de la vertiente leonesa de Valedón, con un incremento del 19,51 por ciento. Entre las líneas de trabajo definidas ayer, la contabilización del número de visitantes se fijó como elemento a modificar. En la actualidad, la medición del número de personas que pasan por los Picos de Europa se realiza en función de la afluencia de vehículos, un sistema que el Patronato sospecha «no es un reflejo exacto de la realidad», que podría esconder cifras aún mayores.

Otro de los ejes de los que ayer se dio cuenta fue el del PRUG, «una especie de Constitución del Parque» cuya aprobación se prevé en marzo. «Es un documento relevante y complejo, está en periodo de consulta pública y estamos esperando alegaciones», explicó el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones.

Entre los puntos del orden del día se encontraba también la aprobación del presupuesto para el próximo ejercicio. Las cuentas ascienden a los 4,5 millones de euros, de los que 2.325.000 euros corresponden a la inversión de las comunidades autónomas de Castilla y León, Cantabria y Asturias, mientras que el resto será aportado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Sociedad de Infraestructuras y Medio Ambiente.

Parte de ese presupuesto irá destinado al centro de visitantes leonés de Oseja de Sajambre, que abrirá al público en 2018, tras recibir una inversión de dos millones de euros en equipamiento interior. Desde los concejos asturianos consideraron que la nueva instalación debería repercutir también en la zona asturiana, por lo que solicitaron una reforma de la carretera de El Pontón, vía natural que une ambas comunidades y que permitiría conectar de forma directa los centros de visitantes de Cangas de Onís y de Oseja de Sajambre.

La obra planteada por la vertiente asturiana del Parque adquiere especial relevancia este 2018, año en el que se celebra el centenario de la creación del espacio protegido, originalmente conocido como Parque Nacional de la Montaña de Covadonga. En Asturias, la efeméride coincide también con la conmemoración por la coronación de la Virgen de Covadonga y los 1.300 años de los orígenes del Reino de Asturias. «Va a suponer un impulso de enorme importancia en visitantes, compromiso, actuaciones y en la relación con los ciudadanos que viven y desarrollan sus actividades en el Parque», valoró Fernando Lastra. Las actividades del centenario, reconocido como Acontecimiento de Excepcional Interés Público, están siendo abordadas de manera conjunta por las tres comunidades implicadas, Asturias, Cantabria y Castilla y León.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos