Wálter Bouzán, ante el que puede ser su último Mundial de Maratón

JUAN GARCÍA RIBADESELLA.

Ayer partieron rumbo al Mundial de Maratón que esta semana se disputa en Sudáfrica los octacampeones del Sella y bicampeones del mundo, los piragüistas Wálter Bouzán y Álvaro Fernández Fiuza. El resto de la expedición ya se encuentra en el destino donde mañana arranca la competición, en el río Dusi a su paso por la ciudad de Pietermaritzburg. Este será un mundial muy especial, porque podría ser el último para el riosellano Walter Bouzán. Así lo desveló en su último entrenamiento en Trasona y antes de subirse al avión. «Vamos con muchas ganas. Las seis veces anteriores en las que hemos participado sacamos medalla y este año, que para mí será el último en la maratón, me gustaría regresar con otra medalla», manifestó.

Todo apunta a que el 2018 será un año de cambios para el campeón de Llovio, el mejor piragüista riosellano de la historia y uno de los mejores de España. El año que viene espera la llegada de su primer hijo y con ello aprecia un cambio de prioridades personales. Incluso peligra el Sella. «Puede ser. La piragua me quita demasiadas horas y creo que en este deporte ya hice mucho más de lo que hubiera imaginado, así que, ¿para qué más?. Hasta aquí hemos llegado. Veremos cómo pasa el invierno, para pensar las cosas en frío, pero puedo asegurar al 90% que esta será mi última maratón a este nivel de alta competición», explicó el palista.

Bouzán pretende centrarse en otras especialidades que le entretienen mucho más. Entre ellas el surfski, modalidad de la que es el vigente Campeón de Europa y con la que el pasado sábado en Villajoyosa lograba el subcampeonato de España. Esta última posición le ha abierto las puertas para representar a nuestro país en el Campeonato del Mundo que se disputará en Hong Kong el 19 de noviembre próximo.

Fotos

Vídeos