«Los pacientes deben saber por qué hay pruebas médicas no aconsejables»

Asistentes a la jornada en el Hospital Universitario Central de Asturias en la que se explicó cómo deben actuar los profesionales. / H. ÁLVAREZ
Asistentes a la jornada en el Hospital Universitario Central de Asturias en la que se explicó cómo deben actuar los profesionales. / H. ÁLVAREZ

El doctor José María Fernández insta a explicar el motivo de los tratamientos para mejorar la atención

LAURA CASTRO OVIEDO.

¿Por qué no es necesaria una radiografía para diagnosticar un esguince? Esta es una de las muchas cuestiones a las que se dio respuesta ayer en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) durante una jornada en la que se abordaron las denominadas Recomendaciones de No Hacer, avaladas por más de una veintena de sociedades científicas del país. En total, suman 135 prácticas que se venían realizando hasta ahora y que se ha demostrado que carecen de beneficios, consumen recursos e incluso podrían ocasionar daños a los usuarios. «Realizar sistemáticamente una radiografía a un paciente que llega con un posible esguince es someterle a una radiación innecesaria», afirmó José María Fernández Rodríguez-Lacín, miembro de la Sociedad Asturiana de Medicina de Familia y Comunitaria.

Moderó una mesa dirigida a la población -dentro de las jornadas dirigidas también a profesionales- bajo el título 'Como ciudadanía, ¿qué tenemos que saber de las Recomendaciones de No Hacer?'. En ella, detalló varias de las prácticas que los médicos deben abandonar a petición del Ministerio de Sanidad y que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) incorporó en sus manuales el pasado mes de mayo.

Entre ellas, no aconsejar reposo en cama a pacientes con dolor de espalda agudo, no demorar la cirugía de la fractura de cadera de anciano más de 48 horas y no eliminar el vello de forma sistemática para reducir el riesgo de infección. Fernández Rodríguez-Lacín incidió en que «los pacientes deben entender el porqué de las decisiones médicas, pues la información exhaustiva es uno de los pilares de una atención sanitaria de calidad». Asimismo, recalcó que estas recomendaciones «son fundamentales para todos los médicos, independientemente de la especialidad a la que hagan referencia». No en vano, incidió Fernández, «los médicos trabajamos cada vez más interconectados e incluso tratamos de forma simultánea a un mismo paciente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos