El padre Ángel: «Aurelio Menéndez venía a la iglesia para ayudar a los sintecho»

En el centro, el padre Ángel, durante el oficio. /
En el centro, el padre Ángel, durante el oficio.

El sacerdote mierense recuerda al fallecido jurista asturiano en una ceremonia celebrada en la madrileña parroquia de San Antón

P. LAMADRID GIJÓN.

«Era un hombre profundamente religioso, venía mucho a esta iglesia y ayudaba a los sintecho». Así evocó ayer el padre Ángel a Aurelio Menéndez. Ese templo al que acudía con frecuencia el reconocido jurista y exministro de Educación es la madrileña iglesia de San Antón, que se quedó pequeña ayer -de hecho, se quedaron personas fuera porque se completó el aforo- para recordar una vez más a quien fuera magistrado del Tribunal Constitucional. Cientos de familiares y amigos se reunieron en el templo que coordina Mensajeros de la Paz para rendir homenaje al reconocido jurista gijonés y exministro de Educación, fallecido el pasado miércoles, a los 90 años, en el Hospital San Francisco de Asís.

Fue «una misa de gloria, de blanco» porque no se trataba de un funeral, sino de una ceremonia religiosa en memoria del insigne asturiano, especificó el sacerdote. En su homilía, el padre Ángel destacó la encomiable labor de Aurelio Menéndez, quien se volcaba con los más necesitados de la parroquia. «Cuando veía a los pobres que desayunaban aquí, decía que ellos eran los verdaderos tesoros de la Iglesia», relató a los asistentes. Asimismo, el presidente de Mensajeros de la Paz señaló que el jurista le había expresado su alegría porque el Arzobispado de Madrid le hubiera dado esa parroquia para dedicarse a atender a las personas desfavorecidas.

«Le gustaba tener la imagen de la Virgen de Covadonga en esta iglesia», apuntó el sacerdote, que comparte orígenes asturianos con el preceptor del rey Felipe VI. A la eucaristía, acudieron numerosos profesionales ligados al mundo del Derecho, muchos de los cuales eran alumnos del fallecido.

Entre los asistentes al oficio religioso estaba el asturiano Gustavo Suárez Pertierra, quien fuera ministro de Educación y Ciencia y de Defensa con Felipe González. No fueron los únicos exministros que acudieron a honrar la memoria de Aurelio Menéndez. Landelino Lavilla y José Manuel Romay Beccaría asistieron a la ceremonia. Otro asturiano presente en San Antón fue Valentín Martínez-Otero, presidente del Centro Asturiano de Madrid.

Aurelio Menéndez fue decano (y más tarde decano honorífico) de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid. También desarrolló su labor docente en las universidades de Santiago de Compostela, Salamanca y Oviedo.

Su dedicación le llevó a recibir el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales en 1994 en su «condición indiscutible de maestro del Derecho Mercantil y la Economía», según recoge el acta del jurado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos