El pasaje afectado por la avería de un vuelo en Londres llega a Asturias dos días después

E. R. GIJÓN.

«Es vergonzoso y escandaloso». Así definieron ayer la situación que han vivido los pasajeros afectados por la cancelación del vuelo VY7315, operado por Vueling y que iba a salir del aeropuerto londinense de Gatwick el viernes a las 16.30 horas en dirección a Asturias. Lo que iba a ser un viaje de apenas dos horas se convirtió «en una pesadilla».

Se les avisó a las siete de la tarde de que el vuelo quedaba cancelado «por motivos técnicos» y la solución que les ofreció el personal del aeropuerto, «informado vía mail por la compañía (pues ni Iberia ni Vueling tienen mostradores en dicho aeropuerto)», era reubicarlos en dos vuelos que salieron ayer sábado, a las 20 y 20.30, en dirección a Bilbao y La Coruña. «Pero es que no nos garantizan que allí haya un autobús para llevarnos a casa. Suponemos que sí -decían antes de salir- , pero en todo caso llegaremos a las dos o las tres de la mañana del domingo (por hoy) y, además, nos dejarán en el aeropuerto de Asturias, que está cerrado y sin al menos servicio de autobús». Hubo quien optó por comprar un billete para el vuelo de Iberia que salía ayer de Heathrow a las 17 horas, con un coste de 230 libras (260 euros). Muchos ya avisan de que reclamarán.

Fotos

Vídeos