UGT pide recuperar las UTE para terminar con la droga en prisión

La prisión tiene un electrocardiógrafo en enfermería capaz de certificar la parada del corazón, «pero no se dispone de uno portátil» que llevar a la celda . Lo confirmó UGT, quien lamenta el movimiento de drogas y pastillas psicotrópicas «no dispensadas por la farmacia del centro». Para atajar el problema, solicita recuperar las Unidades Terapéuticas, que llegaron a tratar a 500 reos y de las que hoy solo quedaría «prácticamente el nombre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos