Piden cinco años de cárcel para la primera presidenta de la patronal geriátrica

La asturiana está acusada de apropiarse de 288.300 euros cuando estaba al frente de la Federación Nacional de Atención a la Dependencia

E. C. GIJÓN.

La Fiscalía del Principado solicita la condena de la que fue la primera presidenta de la Federación Nacional de Atención a la Dependencia, Ana Gil, por apoderarse de 288.300 euros de la entidad. El fiscal solicita cinco años de cárcel. La vista oral se celebrará el lunes, 13 de enero, en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, a las 10.30 horas. El procedimiento fue instruido por el Juzgado de Primera Instancia número 1 de Siero. El 18 de julio de 2006 tuvo lugar la constitución de la Federación Nacional de Atención a la Dependencia, designándose como presidenta a la acusada, informa Europa Press. Se constituía como una federación de asociaciones sin ánimo de lucro. Los estatutos y el acta de constitución fueron suscritos, además de por una entidad catalana, por Gil en representación de la asociación asturiana de centros y servicios de mayores -Asacesema-, con sede en Avilés y presidida desde su origen por ella.

En octubre de 2008 tuvo lugar en Oviedo una asamblea en la que se acordó su cese como presidenta de la federación y, en su lugar, el nombramiento de otra persona, siendo ello ratificado en noviembre. No obstante, la acusada consideró que dicha designación no era legítima y decidió seguir ejerciendo el cargo. Así, el 8 de diciembre de 2008, la acusada solicitó una subvención a favor de dicho ente a la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo para la Ejecución de Planes de Formación, concedida el 4 de junio de 2009.

La subvención se otorgó a un plan de formación para a trabajadores ocupados y, para llevarlo a cabo, se firmó en 2009 un convenio entre la acusada y el Servicio Público de Empleo.

Ana Gil usaba cuentas de una entidad dirigida por ella con sede en Avilés para desviar el dinero

La subvención -de 471.771,40 euros- fue abonada el 26 de junio de 2009 en una cuenta de la federación abierta por la acusada el 26 de septiembre de 2008. Al año siguiente, Gil renovó la petición de subvención, concedida en septiembre de 2010 -fue abonada en octubre de ese año en la cuenta de la Federación- por importe de 475.350 euros.

Las entidades encargadas de los planes de formación eran las mismas que el año anterior. Si bien los cursos se fueron realizando, Gil, según el fiscal, decidió apoderarse de parte del dinero de las dos subvenciones -62.150 euros de la primera (descontadas tres devoluciones que realizó, supone una cantidad de 41.300 euros) y 247.000 euros de la segunda-, traspasándolo a dos cuentas bancarias de Asacesema. En cuanto a la subvención de 2010, la cuenta de la federación recibió 475.350 euros el 8 de octubre de 2010, cuando el saldo era de 7,48 euros.

«Ánimo de lucro»

El fiscal expone que, si bien desde el primer momento el dinero lo fue destinando a efectuar los pagos a las empresas, la acusada, con ánimo de lucro, realizó transferencias a Asacesema los días 13 de octubre (dos operaciones de 15.000 euros y 5.000 euros), 3 de noviembre (7.000), 9 de noviembre (7.500), 22 de noviembre (4.000 y 23 de diciembre de 2010 (18.000). En ese tiempo, los únicos ingresos externos que tuvo la cuenta de la Federación fueron 79,10 euros. En enero de 2011, la cuenta tenía un saldo de 358.659,28 euros.

En 2010, y debido a la controversia entre ella y la nueva presidenta sobre la representación de la federación y la titularidad de los fondos transferidos, Gil interpuso demanda de juicio en Zaragoza por usurpación de cargo. Fue desestimada. Y después del fallo, nuevamente con ánimo de lucro, remitió a las cuentas de Asacesema 181.500 euros en seis operaciones. El 28 de junio, la nueva presidenta tuvo por fin acceso a la cuenta y, tras observar el estado y los movimientos efectuados, denunció.

El global transferido de manera ilícita a las cuentas de Asacesema ascendió, en esta segunda subvención, a 247.000 euros. Tras dictarse por la Audiencia de Zaragoza la sentencia que confirmaba la del juzgado, Gil se fue de la federación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos