«Precisamos savia nueva para el relevo que tanta falta hace en Ciencias»

Ricardo Amils, Tomás Díaz, Santiago García Granda, José Manuel Rico y Ricardo Sánchez, en la celebración de San Alberto. / FOTOS: DANIEL MORA
Ricardo Amils, Tomás Díaz, Santiago García Granda, José Manuel Rico y Ricardo Sánchez, en la celebración de San Alberto. / FOTOS: DANIEL MORA

El rector alude a la necesidad de incorporar profesionales durante la celebración de San Alberto Magno

EUGENIA GARCÍA OVIEDO.

«Cualquier hombre de Ciencia que tenga como espejo a San Alberto puede cultivar serenamente el estudio de las Ciencias, la Física, las Matemáticas, la Biología, la Geología y la Química». El rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, comenzó así su intervención en el acto académico de conmemoración de la festividad de San Alberto Magno, patrono de los científicos, que tuvo lugar ayer en el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa. El científico, teólogo y filósofo de la Edad Media, recordó el rector, «hubo de desarrollar sus trabajos en un contexto histórico testigo de una sociedad corrupta, destrozada y convulsa». Y por eso, apuntó, «nuestro patrón puede ser un referente ante las dificultades por las que actualmente pasa la Universidad, probablemente menores que aquellas por las que tuvo que pasar el obispo».

«Creo que se puede sostener que la Universidad de Oviedo ha podido enorgullecerse de tener una gran Facultad de Ciencias y unas grandes facultades de las diferentes ramas, unos grandes docentes y unos grandes investigadores en todas ellas», consideró García Granda, que añadió que espera que «desde las áreas de Ciencias de esta Universidad podamos seguir contribuyendo al progreso de Asturias, y por qué no, al de la Humanidad, con nuestro trabajo diario». Pero, sobre todo, «facilitando la incorporación de savia nueva que lleve a cabo ese relevo generacional que tanta falta nos hace en nuestras facultades de Ciencias». Bioquímica, Biología y Medicina son las áreas de la Universidad con las plantillas más envejecidas.

Biología, protagonista

Los estudios de Biología de la Universidad de Oviedo festejan este año su quincuagésimo aniversario y por ello esta rama de la Ciencia se convirtió en protagonista de la celebración de San Alberto Magno. Durante estos cincuenta años, repasó el decano de la facultad, José Manuel Rico Ordás, «hubo diez rectores distintos, se sucedieron los cambios de sede y demasiados planes de estudio, se incorporó el grado de Biotecnología, se incluyeron cuatro másteres... Y sobrevivimos a Bolonia».

También hizo memoria el profesor de la Facultad de Biología Tomás Emilio Díaz González. Quien fuera alumno de la primera promoción, el curso 1967-1972, recordó con especial cariño las prácticas de campo que en aquellos años compartieron profesores y compañeros.

La institución sorprendió a muchos de ellos, presentes en el acto académico, homenajeándoles con un pequeño obsequio. Y, después Ricardo Sánchez Tamés, en nombre del colectivo de exdecanos de Biología, rememoró la «pequeña Universidad» de entonces, «muy orgullosa de haber sido pionera». Y a la nostalgia siguió la Ciencia, con una conferencia, 'La biosfera oscura: importancia astrobiológica', a cargo del profesor Ricardo Amils Pibernat.

Fotos

Vídeos