La preparación de la misión de Cabo Noval al Líbano empieza en primavera

El director Marcelino Gutiérrez, el coronel Manuel Pérez López y la jefa de área de Gijón-Asturias, Leticia Álvarez. /  JOSÉ SIMAL
El director Marcelino Gutiérrez, el coronel Manuel Pérez López y la jefa de área de Gijón-Asturias, Leticia Álvarez. / JOSÉ SIMAL

Durante seis meses se instruirá de forma específica a más de 250 profesionales antes de su desplazamiento en noviembre

R. M. GIJÓN.

El coronel Manuel Pérez López tomó el mando del acuartelamiento de Cabo Noval el pasado 15 de diciembre con tarea sensible por delante. El Regimiento Príncipe número 3 aportará unos 250 profesionales del Batallón Toledo a una fuerza internacional desplegada en Líbano. La formación específica para dicha misión comenzará en primavera, previsiblemente entre marzo y abril, y se estructura en un periodo de cuatro meses de instrucción, conocimiento del lugar, de las experiencias de otros contingentes, y dos más de evaluación.

«He recibido un acuartelamiento de altísimo nivel, son tipos muy profesionales», explicó ayer el coronel, durante una visita institucional a EL COMERCIO, en la que se entrevistó con su director, Marcelino Gutiérrez, y la redactora jefa de área de Gijón-Asturias, Leticia Álvarez.

Pérez López tiene experiencia en varias misiones en el extranjero y procede de las unidades de operaciones especiales. Una de sus preocupación para esta etapa es la de lograr que las familias de los soldados «se sientan parte de la unidad», según explicó al tomar el mando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos